Déjame Entrar gustó mucho por Europa. Tanto que el clamor llegó a Estados Unidos y los norteamericanos, que tienen un gran talento para detectar posibles negocios, pensaron de inmediato en una versión Hollywood de la cinta sueca. Desde entonces lleva el director Matt Reeves, al que conocemos por la frenética Cloverfield, diseñando la película, que se llamará ahora Let Me In y se ambientará en el Colorado de la época de Reagan, manteniendo así los escenarios oscuros y nevados, y añadiendo el estilo de la década de los ochenta. Lo que sí que quiere mantener a toda costa Reeves es la edad de los protagonistas. La producción se decantaba por convertirlos en adolescentes, pero Reeves prefiere alejarse todo lo posible de la saga Crepúsculo, que tiene copado del todo ese terreno. En Déjame Entrar, un chico que sufre abusos por parte de sus compañeros de clase, se enamora de una nueva vecina que resulta ser una sanguinaria vampira.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.