Jack Ryan podría ser cualquiera, que para algo es espía. Y cualquiera podría ser Jack Ryan, al parecer. Podrías ser tú. Podría ser yo. Podría ser George Clooney. O al menos eso se rumorea esta semana, que el actor se está planteando hacerse con el personaje después de mostrar interés por la saga. Lo cierto es que da la sensación de que nadie sabe muy bien qué hacer con Jack Ryan. Es un personaje aprovechable pero siendo claros, tampoco es una bomba mediática que pudiera traer jugosos réditos comerciales. Se habla primero de un relanzamiento, después de una secuela, de una precuela, de una nueva trilogía, de una serie de televisión… Jack Ryan no encuentra su sitio, ni su rostro, ni su nombre. Ryan era hace unas semanas Ryan (Gosling) y ahora Ryan es George Clooney, que dicho de una forma bastante clara, parece un mejor Ryan que el propio Ryan (Gosling). ¿Quién será Ryan mañana? Ryan es, desde luego, un auténtico espía, con graves problemas de identidad y muy pocos amigos de los que fiarse. ¿Qué será de él?, preguntamos, pero como en las buenas películas de espías, todo el mundo niega conocerle.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.