Cuando hace unos días Denzel Washington anunció que dejaba Unstoppable parece que la cosa no iba tan en serio. Si recordáis, la Fox estaba recortando gastos de producción para la película a diestro y siniestro. Con gran éxito, añado, ya que incluso tocó el sueldo del director Tony Scott sin ningún problema. Al menos hasta que se propuso hacer lo propio con el del actor, estrella del proyecto, y le salió rana. Washington salió corriendo dejando tirada a la película y amenazando con buscarse nuevos trabajos. Sin embargo tras su espantada, Washington ha renegociado estos días los términos pactados con la productora llegando fácilmente a un acuerdo. Por tanto estará junto a Chris Pine en esta historia sobre un ferrocarril desbocado que podría llevar la tragedia a la ciudad a la que se dirige, ya que va bien cargadito de productos químicos letales y que, sorprendentemente, parece estar basada en hechos reales. Y no en aquel telefilme de Rob Lowe como todos pensábamos.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.