Por increíble que parezca Werner Herzog ha accedido a continuar una de esas películas memorables dentro del género policíaco a pesar de lo innecesario de dicha secuela. Se trata de Bad Lieutenant, el Teniente Malo al que en su día puso rostro de forma magistral Harvey Keitel y que ahora ha caído en manos del omnipresente Nicolas Cage (en su enésima oportunidad para redimirse). También cambia el personaje y el contexto, aunque se mantiene la esencia de la trama original y su estilo sucio y angustioso. En la película Cage es un teniente que siempre se mueve al borde de la ilegalidad, con un problema de drogas y cada vez más enemigos, que intenta sobrevivir a una banda criminal en la Nueva Orleans post-Katrina acompañado de la prostituta de la que está enamorado, a la que interpreta Eva Mendes por aquello de compensar.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.