KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

12 diciembre, 2017

Crítica: MALDITOS BASTARDOS (INGLOURIOUS BASTERDS), de Quentin Tarantino

INGLOURIOUS BASTERDS (Estados Unidos – Alemania 2.009, 153 Minutos, Bélica)
Dirección:
Quentin Tarantino.
Guión: Quentin Tarantino.
Reparto: Brad Pitt, Diane Kruger, Melanie Laurent, Christoph Waltz, Daniel Bruhl, Eli Roth, Samm Levine, B.J. Novak, Til Schweiger, Gedeon Burkhard, Paul Rust, Michael Bacall, Omar Doom, Sylvester Groth, Julie Dreyfus, Jacky Ido, August Diehl, Martin Wuttke, Richard Sammel, Christian Berkel, Sonke Mohring, Michael Fassbender, Mike Myers, Rod Taylor, Denis Menochet, Cloris Leachman, Maggie Cheung.
Fotografía: Bob Richardson.
Música: Varios autores.

Valoración: 7/10

Sinopsis: En la Francia ocupada por el tercer Reich opera un grupo de soldados aliados conocidos como “los Bastardos”. Su misión es causar el terror en las filas enemigas gracias a la enorme crueldad de sus métodos. En Francia también intenta sobrevivir Shosanna, una joven judía que tras presenciar como el malvado coronel Landa acababa con su familia, finge ahora ser la propietaria de una sala de cine. El destino de los Bastardos, el de Shosanna y tal vez el de la guerra se cruzarán en “La Noche Alemana”, un show especial en el que se estrenará la esperada película pronazi “El Orgullo de la Nación”. Todo tendrá lugar en la sala que regenta la joven y a la premiere acudirán los más altos cargos del Reich. Una oportunidad perfecta para que los Bastardos corten la cabeza del ejército alemán de una vez por todas y Shosanna pueda vengarse del hombre que mató a su familia.

Crítica: Llega el Emperador con sus partes nobles (más nobles que las de los demás, supongo) al aire, y muchos ensayan ya los piropos hacia su nuevo e invisible vestido. Las críticas que recibe el cine de Quentin Tarantino recuerdan a veces a las de esas muchedumbres perplejas y desconcertadas ante un lienzo pintorrojeado, que sólo comienzan a halagar cuando entre los borratajos vislumbran la ilustre firma de su insigne autor. Tarantino rodó dos filmes enormes, inolvidables y dignos de toda adulación, y desde entonces tiene un innumerable séquito que le ríe cualquier gracia. Entre los nuevos poderes de Tarantino tras ser rebautizado como el “regenerador del cine actual” están la capacidad de hacer lo que le sale de las citadas partes sin tener que responder ante nadie, recibir de forma automática todo tipo de agasajos sin importar demasiado la calidad de la obra en cuestión y permitirse el ya habitual autobombo exclusivo de aquellos a los que la gran mayoría (incluyéndose, tal vez en primer lugar, ellos mismos) considera genios. Con el nombre de Tarantino en cartel, muchos sacan brillo a las cinco estrellas sin pararse a juzgar sus obras como si fueran las de cualquier otro. Otro enorme poder de Quentin Tarantino es que cada vez que presenta una película se termina hablando más de él y de sus dos obras maestras, que de la cinta en cuestión. Circunstancias de lo divino, supongo. Dejemos por tanto al Dios, saliéndonos de madre, y hablemos por fin de Malditos Bastardos. Gran virtud de la película: sus actores. Y, para qué negarlo, los papeles escritos, de puño y letra, por Quentin Tarantino para cada uno de ellos. Schweiger acojona, Fassbender cautiva, Kruger seduce, nuestro Bruhl se reivindica, Melanie Laurent convence y Brad Pitt se divierte con frescura y consciente de lo paródico de su antihéroe. Y luego está el protagonista de la película, que no es Pitt, sino un gigantesco Christoph Waltz que construye, apoyado en el genial texto de Tarantino, un villano antológico. Lástima que muchos de esos nombres sean sólo eso, nombres en un cartel cuya participación real es puramente anecdótica. Gran tara de la película: Quentin Tarantino es su fan número uno y un enamorado de sí mismo. Por eso, Malditos Bastardos son apenas siete escenas (o capítulos) de duración desorbitada en las que el cineasta se esfuerza por constatar el ya famoso barroquismo de sus diálogos camuflado en un trasunto del genial Sergio Leone. Toda la acción bélica con la que se anunció Malditos Bastardos está concentrada en el trailer, ya que el resto de la película son eternos devaneos cuya conclusión anticipamos desde el comienzo. Sabemos lo que va a ocurrir, pero Tarantino insiste en postergarlo durante veinte minutos más para que admiremos la agilidad de su pluma y la precisión de su cámara. Maravilláos, mientras los minutos pasan… El resto, como de costumbre, es el excesivo barroquismo verbal que ya sufrimos en la agotadora Death Proof, con notables puntos de genialidad que logran rescatarnos del sopor generalizado. Entre ellos ese pirotécnico final, que por alocado y superlativo adivinamos como lo mejor de la película junto con el magnífico Waltz. Por el resto, Tarantino empieza a merecerse un par de buenas collejas. Más que nada para librarle de la atracción magnética de su propio ombligo y para que vuelva a ser el genio Auténtico de sus comienzos. Él puede. Para eso es Quentin Tarantino, ¿no?. 

Estreno en España: 18 de Septiembre.






13 Comentarios


  1. Tuki

    Tengo ganas de verla, pero como bien dices, el guión predominará sobre la posible acción que se pueda esperar, pero bueno, és QT y con Death Proof ya quedó claro…

    Por cierto, éxale un ojo lo antes posible al argumento que ha soltado Stallone para Rambo V, simplemente, aún estoy flipando con lo que he leído.

    Saludos.


  2. No sé yo si se atreverá con eso o cómo piensa llevarlo. Rambo + scifi… Le quita toda la esencia.

    P.D.: Bueno, parece que sí que se ha atrevido :D


  3. Yorick

    Hace 30 min que salgo del cine de verla y coincido 100% con la critica,unicamente discrepo en que para mi la nota seria ligeramente inferior.Me encanta la reflexion sobre lo que para mi es una verdad absoluta,y es que ahora si no alabas cualquier cosa que se le ocurra a Tarantino es que no tienes idea de cine,pues yo personalmente me considero un fan de Pulp Fiction y Reservoir Dogs,pero para mi Tarantino ha perdido su gancho y se dedica cada vez mas a hacer peliculas que le alejan de esas dos joyas.Me encanta el papel de Christoph Waltz,a mi modo de ver el mejor de la pelicula,y reconozco que tiene algunos momentos buenos…pero se hace excesivamente larga,y esta desde mi modo muy mal resuelta

    (SPOILER)

    No tiene sentido que un hombre despiadado y sumamente inteligente como Hans Landa,le entrege el cuchillo y la pistola a los bastardos,conociendo como conoce sus fechorias,para mi esta escena sobra,asi como me dio gracia que la unica escolta que tuviera Hitler fueran dos guardias cubriendo una puerta..pero en fin..supongo que sera para que primara el espectaculo.

    Felicitar al autor de la critica por su valentia por hacer una critica mas alla del nombre del director.


  4. Totalmente de acuerdo, es una paja del propio Quentin que no es mala es aburrida que es mucho peor y deberían darle un par de tortas para ver si despierta ya y que le alejen de su camarilla personal que tiene la lengua metida en su culo.

    El lenta a más no poder, aunque el ritmo ya sabemos como lo lleva Tarantino, con un principio prometedor pero según avanza la cinta llegan los puntos negativos.

    Los diálogos no hacen la gracia de sus primeras obras aunque tiene alguna chispa (el de King Kong), técnicamente impecable pero que no la hace mejor, escenas que sobran y sólo alagan cosas que ya nos quedaban claro.

    En cuanto a los actores, sólo destaca Christoph Walt porque Brad Pitt está desaprovechadísimo, Eli Roth que sólo se dedique a reventar cráneos que en cuanto habla la caga..

    Aun queda mucho por comentar pero lo cierto es que parece que se le está notando que ha perdido la genialidad de las primeras obras, no se si temporalmente pero espero que sea así.

    Un saludo.


  5. Pamies

    Gracias por la crítica. Leí solo la crítica porque no la he visto todavía y pienso como tú. Dentro de unas horas voy al cine a ver Distrito 9, todo el mundo está empeñado que le acompañe a ver esta pero me apetece más ver la otra y he encontrado a un solo superviviente entre los amigos que piensan como yo de este cineasta, que si bien tiene un par de éxitos merecidos no hace más que engordar la lista de incondicionales porque sí que se creen que saben más de cine simplemente por nombrar al gran Tarantino. A mí no me disgusta su cine, pero es esta melomanía la que hace que me ponga en guardia y en ocasiones me declare más antitarantino de lo que en verdad soy. Malditos Bastardos tendrá que esperar para pasar por mis retinas, me voy a ver Distrito 9. Tu crítica me ha ayudado a saber lo que más o menos ya intuía, en general no me gustan los directores que van de estrella, valoro la peli que veo y punto. Y Tarantino lleva casi 10 años dejándome más bien frío con sus cintas. En España crece la figura de Isabel Coixet, con plagio y bodrio incluido. Son las cosas de la masa de culto que va de minoritaria cuando son el topicazo, malditos bastardos.


  6. Germán

    Saludos. Ayer estuve viendo la peli, y me pareció extraordinaria y espectacular.
    Coincido en que siempre se avala algo cuando sabemos quien lo firma, pero la verdad….salí del cine con taquicardia. Me ha parecido una obra de arte.


  7. francisco

    La película me ha decepcionado bastante. La verdad es que no he terminado de entrar en ella. Ha habido un par de cosas que me han parecido horrorosas. Ese aire de videoclip del último capítulo, con música que no tiene nada que ver con la imagen y la estética de la película. Es como en esas películas medievales de los ochenta en las que ponían música del momento, baladas heavis o cosas así.

    Además, la historia, que comienza siendo una narración que bien podría haber sucedido realmente durante la guerra, se va convirtiendo en un universo paralelo de lo que pudo haber pasado. Es algo así como historia-ciencia-ficción. No me gustan nada como están tratados los personajes americanos, absolutamente planos y estereotipados, el vaquero medio indio, el bruto de la pandilla… sin hablar de la chica absolutamente fría, un témpano de hielo, la chica.

    En fin, que no me ha gustado nada


  8. Carlos

    Hola a todos.
    Ayer vi malditos bastardos y, a decir la verdad, quede impresionado. es la primera pelicula de tarantino que he visto, asi que a lo mejor se me han escapado algunas cosas, pero no puedo decir que esté de acuerdo con esa critica. principalmente, porque el autor parece mas dispuesto a criticar a tarantino (tenga o no razon) en vez de hablar de la pelicula, y porque al hacerlo lo hace con un claro prejuicio. en otras palabras, a lo mejor (y a lo mejor no, que se yo) la critica seria mucho mas positiva si el director fuera un completo desconocido. por otro lado, a mi no me ha parecido demasiado larga (teniendo en cuenta que esta es la version recortada, la de cannes era todavia mas larga), al contrario, los dialogos son en su mayoría brillantes y no estan de mas ni sobran. a lo mejor, a quienes si se les ha hecho larga puede que esperaran mas el tipo de pelicula sangre, sangre, sangre, algo mas tipico de tarantino, y a ellos les digo si, es un pelmazo, mejor nos vamos a ver esa de valentin sangriento. pero a quien, como a mi, le haya gustado, le felicito; salta a la vista que se trata de otra obra maestra de tarantino por su accion moderada y justificada y su alteracion de la historia para una total libertad de movimiento del argumento. el reparto es fantastico, especialmente porque los actores alemanes hacen papeles de alemanes, los franceses de franceses y así, y destacar un maravilloso Christoph Waltz por su increible papel.
    otra cosa, si teneis la oportunidad de ver la pelicula en version original, hacedlo, porque los juegos con los distintos idiomas son una de las mejores cosas y en el doblaje eso se pierde completamente.
    gracias por la paciencia

    carlos


  9. ¡La acabo de ver! Y he de decir que he echado mucho de menos alguna matanza más de los bastardos, ya sea atacando un pueblo lleno de nazis, cargándose al pipa de francotirador, etc.

    lo del final… de nuevo (como en War) vuelvo a no concordar contigo XD, yo no preví para nada el final de la peli.

    SPOILER QUE TE CAGAS EN LAS BRAGAS:
    Sí es cierto que la cinéfila había dejado ya rodando la película que quería intercalar con la del Orgullo de la nación. Pero también es cierto que le había dicho al negro que le daría la señal para quemarlo todo, no? Sin embargo, la entrada del francotirador engreído en la sala de proyección parece echar los planes de esta abajo, porque en ningún momento la cinéfila dijo que la señal sería “automática”, por lo que cabía la posibilidad de que tuviera que hacerla manualmente. Siendo esto así, al morir, no podría dar esa señal, y el negro podría preguntarse qué ocurría y no seguir con el plan pensando que a su novia le pasaba algo… Eso fue todo lo que se me pasó por la cabeza en el intervalo entre que se cargan a la cinéfila y que el negro prende los rollos de película.
    FIN DEL SPOILER.

    En resumen, que me he ido un poco de lo que te quería decir, no es necesariamente previsible el final.

    Por cierto, hay que ver lo cabrón que eres: “Tarantino rodó dos filmes enormes, inolvidables y dignos de toda adulación, y desde entonces tiene un innumerable séquito que le ríe cualquier gracia”. XDDD


  10. misoginia venerada

    Pura bazofia nauseabunda. Película sexista, misógina, simple y patética. Puro ejercicio desganado y ridículo de apología de la violencia. Artificio aclamado por psicópatas perpetrado por un inepto director de mentalidad infantiloide, cobarde y acomplejado frente a las mujeres. Lamentable. En la escena en que Brad Pitt mete y retuerce un dedo suyo en la herida abierta de una mujer, muchos miserables se ríen con ganas en las salas de cine. Todos hombres, claro. Saludos y enhorabuena por tu blog.


  11. Taranputa

    Reinventar la historia y parecer más violento que los propios nazis… es una justificación de la violencia nazi y un complejo de los americanos de parecer más débiles, patético.
    Yo voy al cine a divertirme no a recibir mensajes alienantes, todos ellos transcurridos en dos horas de duración lo cual lo hace muy peligroso para el espectador, Tarantino ha muerto, acudamos pues a su entierro.



Deja un comentario