Queda ya tan sólo una temporada de Perdidos y sus fans nos frotamos las manos, después de ese suculento final de la quinta campaña, por lo poco que nos queda para conocer los misterios de la serie. Sin embargo sus productores ejecutivos Damon Lindelof, Carlton Cuse, Eddy Kitsis y Adam Horowitz comienzan a advertirnos de que puede que esto no pase. Lost seguirá reservándose incógnitas tras su final, aunque la intención de sus responsables, eso sí, es que todo encaje a grandes rasgos. Parece lógico que después de cinco años de continuos interrogantes no todos ellos sean respondidos en apenas 16 episodios, por lo que esta confesión es sorprendente a medias. Muchos seguidores se conformarían con un final lógico e impactante que sirviera de correcto cierre a la serie, ya que perderse en atar todos los cabos sueltos sería algo interminable y tedioso. Sin embargo, la razón por la que algunos aspectos de Perdidos sigan sin resolverse podría ser mucho más material. Disney, que está detrás (muy detrás) de la serie, no quiere matar a la gallina de los huevos de oro y pretende seguir explotando la idea mucho más allá de su final televisivo, independientemente de la calidad de estos nuevos productos. El decepcionante juego Lost: Via Domus sería un claro ejemplo de esta política, en la que Disney aprovecharía esos resquicios en la trama para nuevos lanzamientos. Perdidos, una de las series más seguidas de los últimos años debido a su intrincada trama, busca ahora un final a la altura de tanta expectación para no caer en ese grupo de grandes series mancilladas por conclusiones insatisfactorias.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.