El actor Boris Kodjoe se está convirtiendo en el mejor espía para los medios dentro de la producción de Resident Evil: Afterlife. No sólo confirmó su propio fichaje por la secuela hace unos días, sino que ahora nos trae jugosas novedades. Según el actor, la cuarta parte se centrará una vez más en Alice, que busca por todos los Estados Unidos supervientes al apocalipsis zombie hasta llegar herida a Los Angeles, una ciudad que lleva tres años ardiendo. Allí el alter ego de Milla Jovovich se refugiará en una cárcel donde encontrará a dos supervivientes. Al parecer una de ellos será Claire Redfield, papel en el que repite Ali Larter, y el otro un convicto al que da vida Wentworth Miller, el preso más famoso de la tele gracias a su ya abandonado papel de Michael Scofield en Prison Break. Miller sigue abriéndose camino en el cine tras el cierre de su serie, siendo este el segundo trabajo conocido de su agenda en la gran pantalla. Anteriormente había anunciado su protagonismo en Bioshock, adaptación del famoso videojuego.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.