KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

23 octubre, 2017

Crítica: JENNIFER’S BODY, de Karyn Kusama

JENNIFER’S BODY (Estados Unidos 2.009, 102 Minutos, Comedia – Terror)
Dirección:
Karyn Kusama.
Guión: Diablo Cody.
Reparto: Megan Fox, Amanda Seyfried, Johnny Simmons, Adam Brody, J.K. Simmons, Amy Sedaris.
Fotografía: M. David Mullen.
Música: Theodore Shapiro, Stephen Barton.

Valoración: 6/10

Sinopsis: Jennifer es la chica más atractiva y popular del instituto. A pesar de su status su inseparable mejor amiga es Needy, una joven responsable e inteligente con la que mantiene una amistad desde la infancia. Una noche Jennifer desaparece y a su regreso algo ha cambiado en ella. Un demonio se ha adueñado de su cuerpo y ahora usa sus encantos para atraer a los chicos del instituto y devorarlos. La única que parece darse cuenta de lo que ocurre es Needy, pero tal vez no pueda hacer frente a su mejor amiga para acabar con el demonio que la posée.

Crítica: Hoy en día el mundo es meganfoxcéntrico (sobre todo tal vez la propia Megan Fox) de modo que hablemos de ella. Fox es aquella chica que posó en Transformers por obra y gracia de Michael Bay, que supo aprovechar la innegable belleza y espectacular físico de la chica para convertirla de la noche a la mañana en un fenómeno mundial. La atención mediática que acapara el cuerpo de Megan cada semana es sencillamente espectacular. Fox es una hipérbole de datos y fotografías, por lo que no es sorprendente que a pesar de su inexperiencia pronto recibiera su primer papel protagonista con Jennifer’s Body. Fox fue el arma de promoción masiva que el filme usó para colocarse en primer plano. Todo giraba alrededor del cuerpo de Megan y funcionaba. Hasta que esta, asesorada por no se sabe muy bien quien, empezó a hablar poniendo de moda ese dicho machistorro que afirma que la Fox está para ser vista, no oída. Fox demostraba ser, además de la portadora de un cuerpo del demonio, una chica un tanto confusa que mostraba sin rubor cuestionables opiniones sobre sus compañeros, así como ciertos indicios de una personalidad nada atractiva. Fox ya no mola. O ya no mola tanto. Y Jennifer’s Body se ha resentido. De no haber conocido tanto a Fox como ya todos la conocemos, se podría decir que su trabajo como la engreída, sexy, ególatra, desinhibida, chula, pasota y cargante Jennifer convence, pero uno se pregunta ya si este no es un papel escrito a la medida de la starlet. ¿Hace Megan Fox de sí misma en Jennifer’s Body, bicha aparte? En cualquier caso no se puede culpar a Fox del resultado de la película. Ella es tan sólo un vértice más en la geometría femenina que forma junto a Amanda Seyfried, Karyn Kusama y Diablo Cody. Las cuatro, juntas, diseñan este filme, a medio camino entre la comedia irreverente y el terror de casquería. Entre una Juno calentona y salidorra y la trilogía Evil Dead si todo ocurriera en el insitituto de un Twin Peaks contemporáneo. A pesar de que es Fox la que acapara carteles y promociones, es Seyfried la que carga con solvencia con el peso de la película, retratando con acierto a su empollona autorreivindicativa. Kusama se apunta a este delirio con una narración correcta y haciendo uso de todos los truquillos típicos del género. Cody, caso aparte, va por su cuenta. Todo un personaje, Cody se gusta en su diseño del texto a pesar de no saber muy bien cual es su objetivo, si demostrar su habilidad a la hora de confeccionar diálogos groseros, si desmontar el tópico del género convirtiendo a la animadora en carroñero y arpía o si crear una metáfora sobre los miedos y batallas del género femenino. Tal vez Fox sea esa amiga zorra que se tira a todo lo que se mueve y que amenaza con sus actos el honor del género femenino. Tal vez todo sea una broma tremenda de Cody-y-amigas cuyo significado aún no hemos captado (estúpidos, sucios, insensibles, malos machos, en plan Adam Brody). O tal vez Jennifer’s Body sea tan sólo una película entetenida, destinada al público adolescente que busca carne y chicha, que divierte pero no mata.






Un Comentario


  1. nana como hajo paracer famos como tu



Deja un comentario