KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

17 octubre, 2017

Crítica: LOS SUSTITUTOS (SURROGATES), de Jonathan Mostow

SURROGATES (Estados Unidos 2.009, 83 Minutos, Ciencia Ficción)
Dirección:
Jonathan Mostow.
Guión: Michael Ferris, John Brancato, sobre el cómic de Robert Venditti y Brett Weldele.
Reparto: Bruce Willis, Radha Mitchell, Rosamund Pike, Boris Kodjoe, James Francis Ginty, Michael Cudlitz, James Cromwell, Ving Rhames .
Fotografía: Oliver Wood.
Música: Richard Marvin.

Valoración: 6/10

Sinopsis: En el futuro los seres humanos permanecen aislados en sus casas. Para el día a día cada persona usa un sustituto robótico, una imagen ponderada de sí mismo, con el que se relaciona con los demás y realiza sus actividades cotidianas. El crimen ha descendido y la sociedad parece perfecta gracias a este revolucionario invento. Sin embargo, alguien ha destruido dos sustitutos asesinando en el proceso a sus operadores humanos. El agente Tom Greer, un hombre que alberga ciertas dudas sobre el sistema de los sustitutos, pronto descubre que el crimen está relacionado con la resistencia humana (personas que se niegan a aceptar a los sustitutos) y la creación de una poderosa y letal arma.

Crítica: Los inconvenientes de la perfección y el progreso suelen descubrirse cuando es demasiado tarde para solucionarlos. El bienestar suele anteponerse a la moralidad y el “se puede” normalmente vence al “se debe”. En Los Sustitutos, la humanidad es víctima de sus propios deseos, de su propia evolución y del mal uso de la tecnología. En el filme, los seres humanos son bichos frágiles y asustadizos que, refugiados en la seguridad del hogar, manejan imágenes idealizadas de sí mismos en una sociedad que se adivina como ideal, utópica, perfecta. Por supuesto, todo sueño es irreal. La sociedad de Los Sustitutos es un salón de chat llevado a un entorno real, en el que nadie es realmente lo que aparenta y dice ser. Con esta base puede que se esperara de Los Sustitutos un filme profundo, analítico, crítico y perturbador, pero ni lo es ni pretende serlo. Jonathan Mostow no es un genio del séptimo arte ni tampoco un delicado artesano, pero comprende a la perfección el concepto de entretenimiento. Esta es su gran aportación a la película, que compactada en un metraje muy manejable, con un muy buen ritmo y una correcta narración, convierte su presumible pretenciosidad en diversión, que sin ser revirada ni compleja, tampoco es superficial ni absurda. Mostow firma un interesante thriller a los mandos de un Bruce Willis destinado continuamente a salvar el mundo. Willis, siempre cumplidor y dispuesto a aportar su dosis de carisma a cada uno de sus proyectos, es el héroe americano por antonomasia, nihilista, chulo y cínico, que siempre salva la papeleta pese a tenerse a sí mismo como gran referencia. A Mitchell y Pike, sólo por curiosidad, nos gustaría haberlas visto más en sus alter egos humanos. Estos, sucios, decrépitos, sentimentales y enfermizos, habrían sido una oportunidad de lujo para dos actrices que -sobre todo Mitchell- piden a gritos mayores (o al menos más regulares) oportunidades para demostrar su talento. Se podría hablar también de oportunidad perdida para el propio filme, pero no es el caso. Los Sustitutos ha ignorado de forma deliberada su vertiente más metafísica para ganar enteros como entretenimiento de sobremesa, de palomitas y refresco y si uno se lo puede permitir, acompañante en la butaca de al lado. Humano, si puede ser.






2 Comentarios


  1. “Surrogates” termina siendo una película sin demasiadas pretensiones que cuenta con un argumento que nos recuerda a muchas historias anteriormente contadas de mejor manera y que deja con el regusto amargo de pensar qué pudiera haber sido de ella en mejores manos pero que gracias a su duración consigue al menos entretener.

    Si queréis echarle un ojo a mi crítica [editado por el moderador]

    P.D. Bruce Willis con tupé está para enmarcar..donde han quedado las pintas del tipo duro de McClane.



Deja un comentario