El director franco-polaco Roman Polanski fue detenido ayer en Suiza, país al que acudió para recibir un premio, y se encuentra a la espera de extradición a los Estados Unidos, según fuentes judiciales locales. De ser extraditado, Polanski deberá hacer frente a cargos de violación, crimen por el que fue detenido y encerrado bajo supervisión psiquiátrica hace 31 años. Entonces Polanski admitió relaciones sexuales ilegales con Samantha Geimer, modelo que por aquel entonces contaba con tan sólo 13 años de edad. De los hechos, ocurridos en la residencia de Jack Nicholson durante la ausensia de este, Polanski siempre negó los cargos de violación, así como el haber facilitado drogas a la menor para consumar el crimen, alegando que las relaciones sexuales fueron siempre consentidas (?). Una vez dejado en libertad provosional a la espera de juicio, Polanski abadonó Estados Unidos para nunca regresar. Ni tan siquiera acudió para recoger el Oscar ganado por El Pianista, acto en el que fue sustituido por el actor Harrison Ford, con el que mantiene una gran amistad desde que participara en Frenético junto a la que es la actual esposa del cineasta Emmanuelle Seigner. La víctima, Samantha Geimer, que hoy supera la cuarentena de edad y tienes dos hijos, declaró recientemente que Polanski no es una amenaza para la sociedad y que no debería ser encerrado para siempre. Este siniestro suceso no es el único de la leyenda negra de Polanski. En 1.969 la secta La Familia, liderada por Charles Manson, asesinó brutalmente a su segunda esposa Sharon Tate cuando estaba embarazada de 8 meses. Dos crímenes que han marcado la vida de este insigne director, convertido en uno de los prófugos más famosos de la justicia norteamericana.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.