El director Antoine Fuqua susituye en ese puesto a Bryan Singer en Prisoners, thriller por el que había firmado el de los X-Men hace meses. Si os acordáis Singer llegaba a Prisoners acompañado de Mark Wahlberg y Christian Bale, que también han dejado el proyecto junto con el director. La razón al parecer es que el anteriormente aclamado guión de Aaron Guzikowski (revolucionario, intenso, insuperable, Singer dixit) se parece demasiado al de Taken (Venganza fue su título en español), gran éxito del que además se prepara secuela. En Prisoners un humilde carpintero de un pequeño pueblo hace equipo con un joven detective cosmopolita para encontrar al secuestrador de su hija y una amiga de esta. Sin embargo, la inexperiencia del agente y sus deseos de volver a la gran ciudad dejan el caso sin resolver, por lo que el padre iniciará por su cuenta la búsqueda del criminal y de las niñas, a las que aún cree vivas. También se ha reducido dramáticamente el presupuesto de la cinta, que ahora rondaría los 40 millones de dólares y de la que ya se empieza a especular que podría terminar directamente en formato DVD. ¿Cuántos puntos de interés ha perdido esta película en una sola noticia?

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.