Se acabaron los rumores, los retrasos, los desmentidos, las rescrituras del guión y los malos rollos en Spider-Man 4. Sony Pictures ha decidido cancelar la película y prescindir de Sam Raimi, Tobey Maguire y Kirsten Dunst, así como de los escritores contratados para realizar los retoques al próximo guión. Tras varios retrasos, problemas de contrato con los actores y ciertas fricciones con Raimi (parece que nunca digirieron las declaraciones de este tras la fallida tercera parte) Sony ha decidido cortar por lo sano y olvidarse de continuar la saga abierta por este equipo creativo. La trilogía ha sido para la compañía un filón, obteniendo grandes resultados en taquilla y un seguimiento mediático sin parangón, pero la producción de esta cuarta parte estaba entrando en un preocupante sin sentido. Tras decenas de rumores sobre el supuesto reparto, varios guiones en la papelera y un director que no gozaba de la confianza del estudio, llegó el sorprendente anuncio del retraso de la película, factor que al final ha resultado letal para la misma. Sony termina con la saga, pero no con la millonaria franquicia.

Al parecer -al menos es lo que se nos intenta vender ahora- el guionista James Vanderbilt (al que se encargó el guión de Spider-Man 5 y 6) habría estado en realidad trabajando en secreto en la confección de un libreto original concebido para relanzar la saga desde sus inicios. En un Plan-B, digamos. En él Peter Parker volverá al instituto para ofrecernos compartir sus problemas de adolescente y sus crisis como superhéroe novato. El guión, que ya está terminado, es más verosímil y oscuro que sus antecesores, y se busca un tono similar al del Batman de Chris Nolan, actualmente referente insalvable dentro del género. Spider-Man será más creíble, cercano y estará situado en un contexto actual y realista. Para realizar esta tarea se contratará un nuevo equipo que trabaje alrededor del texto de Vanderbilt, con un nuevo director y un reparto completamente distinto, posibilidad que ya se estudió hace un par de años y que al final ha resultado la elegida. Para ocuparse de la realización suenan ya tres nombres: Marc Webb (500 Days of Summer), Gary Ross (Veneno) y Michael Bay (Transformers). Mi impresión personal es que la compañía muy cuidadosa, casi timorata, en todo este proceso apostará por un nombre de relumbrón que aporte garantías de éxito a la nueva saga. Sony además tendrá que lidiar con Marvel, cuyo mayor estreno de 2.012 iba a ser la esperadísima Los Vengadores, que probablemente cederán ese honor al nuevo trepamuros. Sin duda, esta ha sido una noticia de enormes repercusiones para los futuros grandes blockbusters de ambas casas.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.