KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Cine

18 diciembre, 2017

Empiezan a sonar directores para SPIDER-MAN 2.012

En el mismo anuncio de la nueva franquicia de Spider-Man ya hablábamos de algunos posibles nombres para sustituir a Sam Raimi en la dirección y hoy se conocen algunos detalles más sobre los posibles candidatos. Sony tiene una larga lista encabezada por Marc Webb, un director al que se considera en un gran momento y que tiene la sabiduría, el don, de entender lo que la gente quiere de sus películas. Sony quiere gustarle al público con su nuevo Spider-Man y Webb sería capaz de lograr ese efecto, según algunos ejecutivos de la compañía. Rápidamente se ha relacionado el interés por Webb, con la posibilidad de fichar al muy prometedor, ascendente, joven y experimentado Joseph Gordon-Levitt para el papel de Peter Parker, al que Webb dirigió en 500 Days of Summer. El actor gusta mucho tanto a aficionados como a los propios responsables de la cinta, pero puede resultar un tanto mayor para interpretar al chico de instituto que será Parker en la cinta. Como algunos sitios especializados señalan, el Gordon-Levitt de Brick habría sido perfecto para ese papel, pero de eso hace ya cinco años. Nada que no pueda solucionar un buen maquillaje y cierta autosugestión por parte del público. Un actor como este bien la merece.

Suenan también otros nombres para hacerse con el codiciado puesto de director. Sony quiere un cineasta de gran calibre artístico, con experiencia en el género y buena fama. Por eso se piensa en gente como Wes Anderson, David Fincher, Matthew Vaughn, Neill Blomkamp y, atentos, James Cameron. Cameron ya se postuló hace muchos años como el primer interesado en hacer una película sobre el trepamuros, aunque actualmente su contratación no parece sencilla. Además estos realizadores tienen dos grandes pegas para el estudio: son muy caros y muy difíciles de manejar. Todos tienen un estilo muy personal y marcado y sin duda harían lo posible para dejarlo impreso en la película, algo que no le conviene en exceso al estudio si en el futuro se prescindiera de ese realizador, por no hablar de las siempre duras luchas entre artistas y ejecutivos por el final cut.  Sony no quiere fallar en la calidad de la película pero tampoco dejar en manos de un director el control total de la misma, por lo que la búsqueda del hombre adecuado no es nada sencilla.

Postdata: En esto todo el mundo tiene sus propias teorías y nadie se corta a la hora de opinar. Sam Raimi no es una excepción y ya tiene su propio candidato para ocuparse de su antiguo trabajo. Se trata de Nimrod Antal, actualmente dirigiendo Robert Rodriguez’s Predators.






0 Comentarios


¡Sé el primero en comentar!


Deja un comentario