Todos sabemos ya que por diversos motivos a Sam Raimi le han dado la patada de Spider-Man 4 (ahora, nuevo Spider-Man 2012 o vaya usted a saber) y se ha quedado de una vez por todas sin la franquicia del trepamuros. Lejos de lamentarse por su pérdida, el cineasta ya piensa en su próximo movimiento, ya que ahora tiene un abismal vacío en la agenda que pretende rellenar con un título de peso. El elegido será con toda probabilidad Warcraft, adaptación del universo creado por Blizzard de la que desde Julio de 2.009 es responsable. En Octubre se contrató a Robert Rodat para escribir el guión, y aunque por el momento no se sabe nada de ese libreto, se da por sentado que avanza raudo y veloz hacia su conclusión. Una vez en sus manos Raimi decidirá si definitivamente se entrega a Warcraft o prefiere intentarlo con un proyecto más pequeño, al estilo Drag me to Hell. A priori, si lo que Raimi planeaba era dirigir una superproducción mediática y arrolladora en taquilla, Warcraft es uno de los pocos proyectos que se ajustan a esas características. No en vano, la película sobre este universo lleva siendo esperada por millones de seguidores del juego en todo el mundo.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.