THE LOVELY BONES (Estados Unidos – Reino Unido – Nueva Zelanda 2.009, 139 Minutos, Drama)
Dirección:
Peter Jackson.
Guión: Fran Walsh, Philippa Boyens y Peter Jackson; sobre la novela “Desde mi cielo” de Alice Sebold.
Reparto: Mark Wahlberg, Rachel Weisz, Susan Sarandon, Stanley Tucci, Saoirse Ronan, Michael Imperioli.
Fotografía: Andrew Lesnie.
Música: Brian Eno.

Valoración: 6/10

Sinopsis: Susie Salmon tiene 14 años y toda la vida por delante, pero un día es brutalmente asesinada. Desde su cielo, Susie contemplará cómo el dolor destroza poco a poco a su familia, mientras el asesino sigue impune y dispuesto a volver a actuar. Susie deberá elegir entre su sed de venganza o la recuperación de su familia.

Crítica: Alguien dijo que es duro matar a alguien: no le quitas sólo lo que es, sino todo lo que podría llegar a ser. A Susie Salmon le arrebataron no sólo su vida, sino su futuro y el de todos aquellos seres que la amaban, despojándola de experiencias que ya no viviría, momentos que no disfrutaría, gente a la que no conocería. Con la historia de Susie, esta chica muerta y perdida, Peter Jackson se propuso demostrarnos que sabe hacer otro tipo de cine intentando rebatir esa imagen de director pirotécnico que tanto había alentado. Por eso Jackson se luce en el minimalista comienzo de la película con una realización comedida y efectiva aunque, y aquí viene el truco, no tarda en escapar de nuevo a su terreno natural. Allí el mago se enroca en una orgía de efectos especiales destinados a recrear una imaginería plena en simbolismos que funcionan y cautivan de forma un tanto irregular, algo que afecta del mismo modo al guión. The Lovely Bones es una obra de gran emotividad y belleza plástica, pero también es excesivamente larga y  redundante en su mensaje, habiendo funcionado tal vez mejor con un menor metraje y una narración más dinámica y directa. A pesar de todo, Jackson tiene su manga repletas de ases con nombres propios. Como era previsible Saoirse Ronan usa el filme a su antojo para lucirse y confirmarse como uno de los talentos jóvenes más destacados del momento, y aunque no llega al nivel que mostró en Atonement, brilla con luz propia. También destaca en un reparto estelar Stanley Tucci, que compone un personaje detestable y aterrador de forma casi mágica, alzándose en numerosos momentos con el protagonismo de la cinta a pesar de interpretar a un repulsivo asesino. Pero pese a los artificios de su creador, The Lovely Bones es un drama marcado por la irregularidad, lacrado por las expectativas generadas por los impresionantes nombres que lo firman y asesinado por una violenta insistencia en emocionar, algo que lo aleja irremediablemente del deseado paraíso.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.