KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Televisión

23 octubre, 2017

Reseña TV: ARCHER, Primera Temporada

ARCHER (FX, Serie, Primera Temporada con las voces de H. Jon Benjamin, Aisha Tyler, Judy Greer, Chris Parnell, Jessica Walter, Amber Nash. Creada por Adam Reed y Matt Thompson.)

En teoría ISIS es una organización ultrasecreta encargada de los trabajos de inteligencia más peligrosos, labor que lleva a cabo con precisión quirúrgica Sterling Archer, alias Duquesa, el superagente estrella de la agencia. Archer es sobre el papel un espía sofisticado, hábil y eficaz, pero la realidad es muy diferente. La verdad es que Archer es un desagradable individuo que no cae bien a nadie y que debe su posición a Mallory Archer, su madre, directora de ISIS, una organización repleta de extraños trabajadores que no pierden ocasión para hacerle la puñeta a sus compañeros, a su jefa y sobre todo al propio Archer.

En teoría, (una vez más, parece que este show rompe esquemas) Archer debería estar muy próximo a James Bond -al fin y al cabo es un émulo lejano de 007- pero en realidad se acerca más a una versión aún más desquiciada de The Office remezclada con los instantes más groseros de South Park y el ritmo de diálogos más frenético visto desde El Ala Oeste. Archer tiene el aspecto de una inocente serie antigua de dibujos animados pero al mismo tiempo usa su look para todo tipo de perversiones. Se supone que está ambientada en unos peculiares años 70, pero hace uso de deliberados anacronismos y está repleta de referencias actuales. Es soez, irreverente, desagradable y loca, pero al mismo tiempo divertidísima. Tanto como su protagonista.

Sterling Archer, extraño superespía, es el personaje estrella más detestable de toda la televisión actual. Archer coge los vicios del eminente Bond y los eleva a la máxima potencia. Archer es misógino, machista, ególatra,  pervertido, inconsciente, incompetente, bebedor, clasista, putero, homófobo, corrupto, vago y para colmo de males, siente una extraña atracción / repulsión por su madre. Si a este tipo le metemos en la misma oficina que a Carol / Cheryl, una secretaria salidísima, colgada y en una perpetua crisis de identidad; Pam, una obesa, depresiva y cotilla jefa de recursos humanos; Cyril, el contable demasiado agradable y neurótico; y Lana Kane, una superagente afroamericana heredera directa de la blackexploitation, curvilínea, superagresiva y ultracompetente que además es la ex-novia de Archer,  se puede liar parda. Por no hablar de quien dirige el cotarro, Mallory “M” Archer, probablemente la peor madre del planeta y jefa repulsiva por antonomasia, que disfruta complicándole la vida a su hijo tanto como cada uno de sus compañeros de trabajo.

Si a esta extrañísima mezcla de personajes pasados de rosca, le añadimos el toque retro de su estética, las tramas más surrealistas imaginables por una mente humana y unos diálogos ágiles y mordaces, tenemos ante nosotros a un más que interesante producto de animación para adultos, que eso sí, no tiene pinta de llegar jamás al nivel de las reinonas del género. Archer nunca será South Park o Los Simpsons porque a pesar de su originalidad, irreverencia y falta de escrúpulos, lo que siempre es de agradecer, le falta aplicar su mala leche más a menudo al mundo real. En el universo Archer, de malos con acento, coches rápidos y prostitutas de lujo, la crítica es imposible precisamente por su lejanía con la realidad. Eso, que encaja perfectamente con la dinámica del show, lo convierte también en algo vacío, haciendo desaparecer posibles segundas lecturas y dejando sus sonoros ladridos en mero alarde del que no goza del respaldo de un par de buenas filas de afilados colmillos. Archer ladra, pero no muerde. Dispara ráfagas sin preguntar, pero con balas de fogueo y sin un objetivo claro, lo que convierte a cada uno de sus breves capítulos en una divertidísima y desquiciada anécdota carente de moraleja.






3 Comentarios


  1. Nach

    Y hasta que llegue aquí habrá que esperar siglos?


    • Yo por ahora no sé de ningún canal que la vaya a sacar en España. Aunque últimamente hay series que traen casi de inmediato, como Lost, The Pacific o Fast-Forward. Esperemos que cunda el ejemplo.


  2. Nach

    Pues vaya, tiene muy buena pinta, igual me lanzo a verla en VOSE



Deja un comentario