Parece se que la omnipresente crisis no afecta tan sólo al currante medio sino también incluso a personajes de ficción. James Bond no tendrá por el momento nuevas misiones debido a la incertidumbre que se vive en el seno de la Metro Goldwyn Meyer, propietaria de sus derechos. La compañía lleva ya unos meses intentando resolver su situación económica para poder sacar adelante varios proyectos, pero la demora en su venta, debida a la falta de compradores, ha provocado que sus responsables anuncien en algunos casos la cancelación y en otros un obligado retraso de los mismos. Michael Wilson y Barbara Broccoli han reconocido públicamente que desconocen cuando podrán empezar a trabajar en la película, y ya han avisado a su estrella, el actor Daniel Craig, que no será al menos hasta finales de 2.011 o principios de 2.012 cuando pueda volver a vestir el esmoquin de 007. Craig, que se ha mostrado confiado en el futuro de la saga, ya ha empezado a rellenar el importante hueco surgido en su agenda con filmes como Cowboys & Aliens. Por desgracia la solución para la mítica MGM no parece tan sencilla. De no haber un comprador para el estudio que haga frente a sus deudas, tendrá que vender pieza a pieza las obras de cuyos derechos es propietaria. Hay en Hollywood quien ya se frota las manos ante la posibilidad de hacerse, a precio de saldo, con una franquicia legendaria como es la de James Bond.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.