KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Televisión

20 mayo, 2017

Crítica TV: THE PACIFIC (EL PACÍFICO)

THE PACIFIC (EL PACÍFICO, HBO, Miniserie con James Badge Dale, Jon Seda, Joe Mazzello, Ashton Holmes, Jon Bernthal, Joshua Biton, Tom Budge, Josh Helman, Henry Nixon, Keith Nobbs, Jacob Pitts, William Sadler. Creada por Steven Spielberg, Tom Hanks, Gary Goetzman.)

En una acción sin precedentes el Imperio de Japón ataca por sorpresa la flota norteamericana atracada en la base naval de Pearl Harbor. En ese mismo momento los Estados Unidos entran en la Segunda Guerra Mundial, declarando la guerra a las potencias del Eje y sus aliados. Mientras unidades de paracaidistas, el ejército y los rangers combaten en África y Europa, el elitista cuerpo de marines recibe la misión de derrotar a las expertas tropas niponas en el escenario bélico conocido como el Pacífico. Ante la necesidad militar del país, miles jóvenes estadounidenses deciden abandonar sus hogares para enrolarse en el cuerpo, sin saber que al otro lado del océano encontrarán un auténtico infierno del que muchos no volverán.

Aunque la historia parezca olvidarlo, las guerras no las luchan naciones ni líderes, sino hombres corrientes cuyo sacrificio anónimo es a menudo olvidado. Intentando rendir tributo a esos héroes desconocidos nació Hermanos de Sangre, serie memorable dentro de la historia televisiva de la que ahora, nueve años después, El Pacífico recoge el testigo. Máxima expectación y niveles de exigencia extraordinarios se encontraba el show antes de mostrarse a un público muy riguroso, después de vivir una experiencia única ante la pantalla con su sublime predecesora. De la serie sólo se esperaba la excelencia, y rendir por debajo de este baremo se traduciría en una antológica decepción. El Pacífico, sin embargo, no es Hermanos de Sangre ya que, pese a compartir temática, creadores y modus operandi, esta nueva serie se despega en muchos aspectos de su hermana mayor. Resulta en cualquier caso llamativo que una de las series con mayor presupuesto de la historia del medio, con nombres legendarios dentro de su equipo y con un buen número de espectadores seducidos de antemano, haya sido desde su nacimiento víctima de las comparaciones. Puede ser, tal vez, porque una gran parte de su público entienda a El Pacífico como una parte dentro de un todo, y no como un producto independiente. O simplemente puede ser que el paso del tiempo haya logrado mitificar a Hermanos de Sangre y situarla en el Olimpo cuando ambas son de similar calidad. El caso es que pese a lo mucho que las une, también hay mucho que las separa.

Mientras que Hermanos de Sangre apostaba por la amistad, el coraje y  la épica, El Pacífico lo hace por el drama, el sacrificio y el romance. La nueva miniserie de HBO es una producción superlativa, con inmejorables efectos especiales, una fotografía extraordinaria, un elenco notable, un exquisito acompañamiento musical, unos guiones sólidos y una dirección a la altura de las circunstancias. El nivel técnico es excelente pero eso no la convierte en una serie perfecta. El Pacífico se toma su tiempo en arrancar, se pierde a menudo en demasiadas introducciones y alcanza los puntos álgidos de cada capítulo demasiado tarde. Cuesta del mismo modo encariñarse con sus personajes, amar su ritmo pausado y apreciar algunos episodios carentes por completo de la más mínima contienda bélica. En ocasiones cae en el melodrama y sus intenciones de conmover resultan a menudo fallidas, demasiado cercanas a la intrascendencia y tal vez prescindibles dentro del conjunto de la trama.

Sorprende también que una serie mastodóntica sepa pausarse y ser intimista, elaborando con el paso de los capítulos un retrato cada vez más sólido de sus tres protagonistas. El soldado Robert Leckie se muestra como un intelectual decepcionado, el sargento John Basilone como un hombre destrozado por su propio heroísmo y el soldado Eugene Sledge como un joven cuya inocencia ha sido destruída día a día y cuya humanidad cada vez está más cerca del abismo. El Pacífico crece a cada minuto tal vez porque a través de junglas, pantanos y ruinas; cadáveres, amputaciones y muertes, empezamos a comprender a esos tipos vulgares. A esos mismos hombres a los que la serie, muy poco complaciente, muestra como uniformes decrépitos, sanguinarios y carroñeros que no combaten por banderas o ideales sino por la vaga esperanza de sobrevivir al horror. Si en el cine bélico es habitual que el nexo que une a los soldados sea el compañerismo, aquí es el terror, ya que nadie puede comprender la experiencia de una guerra tan atroz sin haber estado en ella. Sólo a través de una obra plena en verosimilitud como esta, podemos empezar a intuir el enorme sacrificio individual que debió realizar cada participante en esta contienda. Este, el de mostrarnos las experiencias de esa gente es sin duda uno de los máximos objetivos de El Pacífico. El otro es mostrar toda la crudeza de la guerra para representarla como un elemento aterrador, horrible, dantesco, desprendiéndolo de toda gloria, cometido y lógica.

Puede por tanto, que El Pacífico no sea la serie pluscuamperfecta que se esperaba, que no sea una narración atractiva y complaciente, que exija más a sus espectadores de lo esperado y que, tal vez, no cumpla con las expectativas. Pero la serie de HBO es un auténtico referente dentro de la ficción catódica, una obra imprescindible y que, pese a no ser inmaculada, sí es lo mejor que puede ofrecer actualmente la televisión.  






8 Comentarios


  1. GoN

    Excelente análisis, como viene siendo habitual.
    He visto la serie al completo, y coincido 100 % contigo. Por tanto, animo a todo el amante de la TV de calidad a que la vea.


  2. javier

    una critica deslumbrante como la serie, gracias por ser tan riguroso


  3. Gracias a vosotros por tomaros el tiempo de leer el post y además comentarlo.

    La serie puede gustar más o menos pero es del todo imprescindible.


  4. lisandro

    Comparto totalmente, es como vos decis, cuando el capitulo logra hacerte entrar en el climax ya esta a punto de terminar.
    Band of Brothers por el contrario lograba meterte en la historia y te convertia en testigo de lujo de todo lo que la easy co. vivio.
    Los personajes si bien son bien descriptos no llegan a convertirse en lo que uno espera.
    La musica es impresionante y desgarradora.
    Y la historia es como vos lo mencionas.
    Saludos y te felicito por la critica.


  5. Héctor

    Papi Hanks y papi Spielberg nos traen de nuevo una serie ambientada en la segunda guerra mundial. ¿La banda sonora? Como siempre brillante. ¿Los efectos especiales? excelentes. ¿La historia? Atrapa, a falta de términos más apropiados… ¿entonces? ¿por qué esa sensación tras cada episodio…? la sensación de quiero y no puedo, de me gustaría más pero no llego… ¿Por qué? ¿Es quizá el echo de tener que esperar una semana entre capitulo y capitulo, y que al recibirlos con entusiasmo estos duran apenas una hora?
    ¿es por qué de entre 4 y 5 horas de las 11 aproximadas totales no sucede absolutamente nada relevante en cuanto a la acción?(Hablo de capítulos enteros)¿Y que esconden esos saltos temporales entre los episodios? del 42 al 45 en un solo día (¡tempus fugit!)
    Creo que nos da miedo admitir la realidad, los nombres que rodean The Pacific son imponentes, las cifras… no digo más, pero la verdad sigue estando allí, y, a mi al menos, me grita(que no susurra)al oído que lo siente pero que de ese punto ya no pasa. Nos prometieron mucho, y creo que hemos recibido solo lo justo para mantenernos entretenidos y al mismo tiempo soltar unos aplausos por parte de la critica general (sin especificar página o blog alguno). En términos planos es una buena serie, si no lo mejor de estos días de lo mejorcito, y quizá estoy siendo demasiado explicito, pero siempre he considerado que ya hay suficiente tele-basura en el planeta par tener que seguir conformándonos con una buena critica, un empujón de markiting de impacto, sangre y vísceras.
    Otras consideraciones a parte, no creo que The Pacific esté a la altura de veteranas como Hermanos de sangre, con la cual a sido comparada hasta la saciedad, pero es un gran trabajo cinematográfico (el presupuesto habla solo) que aun y quedarse para mi bastante corto, vale la pena y merece una oportunidad.
    Gracias y felicidades por la critica más imparcial que había leído hasta hoy.


  6. A mi me ha gustado la serie, aunque sigo prefiriendo a Hermanos de Sangre.

    En “The Pacific”, las batallas se me hacen monótonas, y muy similares de un capítulo a otro.

    Enhorabuena por el blog y por la crítica, si puedes pasate por el mío y me dejas un comentario (www.buenaomala.com)

    Un saludo.

    Alamo Cantarero


  7. Jorge

    Para mi es la mejor serie belica. Ya que sus personajes carecen del estereotipo clasico de peliculas de guerra. Es mejor que band of brother y mil veces mejor que Saving Private Ryan.
    La verdad no se puede comparar lo que vivieron los soldados de la U.S.M.C. con los de la ARMY. Y esta bien reflejado en la serie The Pacific. Si bien seguro ocurrieron cosas más atroces, pero la serie en si, deja ese amargo sabor que me imagino debe dejar en potencia una guerra.


  8. ¡Apenas la puede ver! En general pienso que la serie fue estupenda sin embargo un poco elitista porque la mayoría de los espectadores no entiende propuestas como ésta y de alguna forma pues tampoco les interesa, son muy pocos los que realmente logran engancharse de historias que involucran política, critica social o incluso hasta religión. En fin, esta es de las propuestas que aparte de entretener logran cautivar.



Deja un comentario