KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Televisión

26 septiembre, 2017

Crítica TV: NURSE JACKIE, Primera Temporada

NURSE JACKIE(SHOWTIME, Serie, Primera Temporada de 12 Capítulos con Edie Falco, Eve Best, Merritt Wever, Haaz Sleiman, Paul Schulze, Peter Facinelli, Anna Deavere Smith. Creada por Liz Brixius, Evan Dunsky, Linda Wallem.)

Jackie Peyton es la jefa de enfermeras del All Saints, un hospital católico neoyorquino que atiende cada día a cientos de pacientes. Mientras intenta realizar su trabajo de la mejor forma posible, Jackie intenta mantener a salvo los secretos de una doble vida y aguantar un persistente dolor de espalda. Dosis continuas de drogas duras parecen ser la solución ideal para ambos problemas.

Atención. Pregunta. Nombre de dramedia médica protagonizada por un brillante profesional sanitario de curiosa personalidad y aficionado a las drogas duras. La respuesta obvia es exactamente la que tienes en mente, pero Nurse Jackie ofrece una solución alternativa a la serie del famoso diagnosticador del Princeton Plainsboro. Con House, Jackie guarda muchos puntos en común sí, pero aún más son sus diferencias. La principal, que Jackie es una santa. O al menos intenta serlo a pesar de sus muchos pecados. Jackie es profesional hasta límites insospechados y empática hasta superarlos. Una madre para todos sus pacientes, un modelo de conducta para sus compañeros, una roca a la que todo su equipo se aferra en momentos de necesidad. Jackie, también, es una madre de familia que mantiene una relación extramatrimonial con un compañero de trabajo al que sonsaca los fármacos que toma -a raudales- para sobrevivir al dolor físico -esa espalda quebrada- y mental -provocado por capas y capas de secretos que, obviamente, amenazan con colapsarse en cualquier momento-.

De ese enredo vive la serie. De problemas y crisis, de risas y llantos y de tocar con gran naturalidad temas tan espinosos como la drogadicción, la pobreza, la infidelidad, la hipocresía o la eutanasia. De personajes extraños, de estereotipos andantes y de continuos cambios de tono. De médicos novatos con exceso de egolatría, zorras vestidas con batas blancas de diseño, enfermeros homosexuales, jefas irascibles y becarias cándidas. En los veinticinco minutos de cada episodio de Nurse Jackie cabe de todo, ya sean momentos de gran emotividad y críticas agudas o escenas bochornosas y tópicos agotadores. Es claramente irregular y menos revolucionaria de lo que intenta ser, pero es también entretenida y directa, moderna y al mismo tiempo tocada por una sencillez clásica. Nurse Jackie, en la que Showtime insiste de nuevo en mostrar los enormes secretos que guarda la gente normal, en su misterio imperceptible, en su extrañeza casi lynchiana; vive también de una señora llamada Edie Falco que encaja a la perfección en un personaje amplificándolo, ella solita, a la calidad de icono de la tele gracias a una interpretación extraordinaria. Santa Jackie, que va a pata al curro, que se mete de todo a todas horas, que sufre por sus enfermos y que casi sin enterarse se ha jodido la vida, sería el miembro que le falta al Doctor House para tener un dream team médico de personas totalmente infelices.






0 Comentarios


¡Sé el primero en comentar!


Deja un comentario