He aquí la prueba del delito. La primera de muchas. Joaquin Phoenix no estaba (tan) mal de la cabeza, tal y como todos creíamos. Todo era una broma gigantesca -o al menos eso nos dicen ahora- tramada por el bueno del actor y su cuñado, Casey Affleck. No se sabe aún muy bien para qué, ya que el cometido de este falso documental no está aún muy claro, pero se sabe que será polémico, muy polémico y del todo provocador, así que tampoco hace falta saber más para echarle un vistazo a I’m Still Here y alucinar con las peripecias del buen muchacho que aparece pletórico y risueño, como es en él habitual, en este primer poster de la película.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.