Pese a interpretar a dos personajes con serias diferencias, los actores Michael Emerson y Terry O’Quinn parecen haber hecho buenas migas durante el rodaje de la difunta Lost. Tanto es así que ambos están ahora intentando sacar adelante un proyecto en el que puedan seguir trabajando juntos. Ambos están recorriéndose juntos las sedes de varias cadenas televisivas para convencer a sus ejecutivos que financien el proyecto, que incidiría en los problemas propios de la edad de los actores. Emerson, de 55 años y O’Quinn de 58 dejan bien claro que quieren dejar atrás a sus duros aventureros con una sola frase: “Si alguno de nuestros nuevos personajes recibiera un puñetazo en la cara no se levantaría en un mes”. Veremos si logran salirse con la suya.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.