Desde el anuncio de The Girl With the Dragon Tattoo todo el mundo se hacía la misma pregunta. ¿Quién sustituiría a Noomi Rapace en el codiciado papel de Lisbeth Salander? Después de especular con un buen número de nombres famosos, David Fincher se ha salido por la tangente y dándole la razón a quienes apostaban por esta posibilidad, ha fichado a una actriz casi desconocida. La joven Rooney Mara será la introvertida hacker en el remake norteamericano que prepara Sony sobre las novelas de Stieg Larsson. Precisamente Sony ha respaldado esta decisión aún a sabiendas que Fincher podría no estar al mando de las dos películas que cierren la trilogía, por lo que un hipotético nuevo realizador tendría que tragar con tan arriesgada decisión. Desde luego no son tontos en la compañía ya que apoyar a su director en este salto al vacío, conociendo sobre todo la pasión de Fincher por controlar al máximo sus proyectos, es la mejor manera de convencerlo para que siga. A Fincher, Mara le ha seducido por su trabajo en la nueva Pesadilla en Elm Street pero sobre todo por su labor bajo sus propias órdenes en The Social Network. Anteriormente Fincher se había asegurado los servicios de Daniel Craig, Robin Wright y Stellan Skarsgard.

Postdata: Por si os lo estábais preguntando, sí, Rooney Mara es la hermana pequeña de Kate Mara, actriz a la que hemos visto en The Shooter, Iron Man 2, 24, El Séquito… Desde luego en su casa pueden estar bien orgullosos.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.