Reconozco que puede ser una obsesión personal, pero cada vez que veo algo de Black Swan mi cabeza empieza automáticamente a pensar en trajes de noche, alfombras rojas, galas y estatuillas doradas. Es ver a Natalie Portman en su salsa -dicen que es su trabajo más sólido-, a Mila Kunis dándole la respuesta sin arrugarse y a Darren Aronofsky haciendo lo que mejor sabe y es imposible no esperar lo mejor de la película. ¿Estará a la altura de las expectativas? Si nos fiamos de su primer trailer, angustioso, seductor, elegante, frenético e inquietante (sobre todo en su última imagen), todo apunta a que sí. En Black Swan Portman es una brillante bailarina que ante el papel de su carrera, empieza a sentir una grave inseguridad cuando una compañera más joven amenaza con birlarla el trabajo. A partir de ese momento la vida de la estrella se convierte en un infierno en el que incluso será incapaz de asegurar si lo que vive es auténtico o mero producto de su mente. Como suele ser costumbre, Aronofsky planea pasear su obra por varios certámenes antes de su presentación en Estados Unidos el 1 de Diciembre. Vincent Cassell (ojo con el trabajo del francés en esta película), Sebastian Stan, Winona Ryder y Barbara Hershey forman el notable equipo de escuderos de Portman y Kunis.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.