Llevamos ya tiempo hablando regularmente de X-Men: First Class sobre todo gracias a las continuas incorporaciones a su cada vez más extenso reparto. El filme de Matthew Vaughn, como ya sabemos, adapta el cómic Marvel de mismo título, en el que se relatan los primeros años de los X-Men. Sin embargo últimas declaraciones de su productor, el también director Bryan Singer, destapan algunos datos de gran interés y sin duda también varias sorpresas. La primera es que la película no adaptará el cómic, sino que se situará cronológicamente antes de los eventos que en él se narran. Eso significa por tanto que algunos de los personajes que aparecen en el tebeo, no lo harán en la película. Ese es el caso de Cíclope y Jean Grey, motivo por el que aún no se habrían fichado a actores para esos papeles. Singer también explica que la acción se situará en los años 60 y que los héroes llevarán un vestuario muy al estilo cómic. Aparecerán personajes reales de la época, como John F. Kennedy, Malcolm X o Martin Luther King, así como la URSS, que también tendrá su protagonismo. Singer desvela igualmente que veremos a un Charles Xavier joven, con pelo y capaz aún de andar, enfrentado a un grupo de villanos conocido como el Club Fuego Infernal -que sí, irán vestidos al estilo victoriano- cuyos líderes serán Sebastian Shaw (Kevin Bacon) y Emma Frost (January Jones). Singer también informa que Vaughn se está apoyando mucho en las películas de James Bond de la época para inspirar el vestuario, los gadgets, el look retrofuturista y sobre todo un estilo narrativo en el que sus personajes viajen por todo el mundo, como suele hacer el espía de Su Majestad. La película se estrenará el 3 de Junio de 2.011, por lo que los trabajos deben empezar a avanzar ya a toda máquina.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.