KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

26 septiembre, 2017

Crítica: HARRY BROWN, de Daniel Barber

HARRY BROWN 6/10 (Reino Unido 2.009, 97 Minutos, Thriller. Con Michael Caine, Emily Mortimer, Charlie Creed-Miles, David Bradley, Iain Glen, Ben Drew, Liam Cunningham. Escrita por Gary Young. Dirigida por Daniel Barber.)

Sinopsis: El barrio está en manos de bandas callejeras de adolescentes, que trafican con drogas, roban y matan a su voluntad. Sin embargo Harry Brown, un anciano que en su juventud se ganó la vida como militar, prefiere mirar hacia otro lado. Al menos hasta que Lem, su único amigo, es asesinado por una de esas bandas. Harry Brown comenzará entonces su propia venganza contra los criminales.

Crítica: De la barbarie, la civilización y las drásticas medidas que esta toma, legítimamente, para restaurar el orden social, versa esta Harry Brown, thriller que en Estados Unidos podría haberse llamado Punisher, Law Abiding Citizen o The Brave One, pero que en Reino Unido se transforma en un sólido drama social con contundentes dosis de violencia. Barber cede la primera mitad de su obra a retratar la vida de su protagonista, que como la de muchos otros individuos en su misma situación, es del todo desoladora. Brown es un hombre que, literalmente, lo ha perdido todo de la misma forma lenta y agotadora con la que la vida arrebata al ser humano que vive sus últimos días las mismas cosas que le concedió en sus comienzos. La conversión del personaje en vigilante está por tanto bien justificada y es paulatina, sutil y creíble, mérito sin duda del guión de Gary Young y de la notable interpretación que Barber hace del mismo. Superado este proceso se desata el castigo, la reprimenda que esa civilización de hombres y leyes, vieja pero serena, experimentada y dura, impone al terrorismo gratuito de esos nuevos bárbaros. Michael Caine que brilla, como siempre, gracias a su inagotable talento y a su perenne profesionalidad, interpreta con la misma consistencia al anciano frágil y temeroso de la primera parte y al temerario e inclemente vengador de esta segunda. Su trabajo es bien apoyado por secundarios como Mortimer, Cunningham o el odioso Drew, que sin embargo protagonizan escenas menos inspiradas, tal vez demasiado alargadas y sin duda más obvias que las que se dedica al protagonista. Barber pierde también gran parte de la calidad de su obra al ceder a una solución ingenua y un tanto complaciente, que ensucia en cierto modo un relato que hasta entonces presumía de verosimilitud y dureza. Aparte, por supuesto, siempre queda la amarga sensación de a pesar de la visión realista que el filme da sobre el problema, aún quedan idealistas que piensan que la ley, el orden y la civilización no se imponen con una violencia más efectiva, sino con su ausencia total.

Estreno en Estados Unidos: 8 de Agosto.
Estreno en España: Próximamente.






0 Comentarios


¡Sé el primero en comentar!


Deja un comentario