KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

18 diciembre, 2017

Crítica TV: EL SEQUITO (ENTOURAGE), Séptima Temporada

ENTOURAGE 7/10 (EL SÉQUITO, HBO, Sexta Temporada de 12 Capítulos con Adrian Grenier, Kevin Connolly, Kevin Dillon, Jerry Ferrara, Jeremy Piven, Perrey Reeves, Rex Lee, Emmanuelle Chriqui, Sasha Grey, Scott Caan, Dania Ramirez, John Stamos, William Fichtner. Creada por Doug Ellin.)

Vincent Chase está en el mejor momento de su carrera y por fin parece estar consolidado en el estrellato. Sin embargo tras rodar una escena de riesgo para el director Nick Cassavetes algo cambia en él. Mientras Eric vive su relación con Sloan, Tortuga busca provecho en un prometedor negocio, Ari intenta crear una franquicia deportiva y Drama busca su nuevo proyecto, Vincent comienza una espiral autodestructiva que cambiará por completo su personalidad y pondrá en peligro su carrera.

Los ricos también lloran, incluso después de seis años de fiestas, chicas y despiporre ininterrumpido. A El Séquito, la serie más buen rollera, divertida y dicharachera de la televisión le ha llegado en esta séptima campaña la hora del dolor. El otrora tranquilo, amistoso y encantador Vinnie torna, espiral autodestructiva mediante, en un desastre ambulante que, como ha hecho tradicionalmente la serie, muestra también uno de los aspectos más mediáticos de Hollywood. Hasta ahora Entourage había enseñado sólo el lado positivo de la búsqueda del éxito -salvo puntuales altibajos- pero en esta última temporada apuesta por relatar la caída en desgracia del ídolo, efecto tantas veces visto desde la barrera y al que la serie de Doug Ellin invita a pasar a su hasta ahora ingenuo espectador. El caso es que las desgracias nunca vienen solas y en su dramático tramo final de temporada parecen contagiarse también al bueno de Ari Gold y familia, dejando al público habitual de la serie pasmado y con, paradójicamente, muchas más ganas de lo habitual de ver cómo resuelve todo esto Ellin en la que se supone, será la última temporada del show. Por supuesto no son todo lágrimas, ya que El Séquito mantiene su habitual sentido del humor, sus cameos y sus papeles para estrellas que hacen de sí mismas. O, matiz importante, interpretan el estereotipo que todos tenemos en mente cuando pensamos en cómo son en privado. Así John Stamos es un presuntuoso de buen fondo, Bob Saget sigue siendo un salido y Sasha Grey, catalizador del desastre, una muy mala influencia para los buenos chicos. En definitiva esta séptima temporada de El Séquito echa por tierra todas las críticas que había recibido anteriormente el show, al que se le recriminaba funcionar únicamente como un brillante entretenimiento liviano que evitaba deliberadamente aguas profundas. Ahora, desde el abismo que yace debajo de la apacible superficie, Entourage destruye esa teoría y demuestra que estos ricos lloran, sí, pero sin perder ni interés, ni gancho ni por supuesto, tampoco estilo.






0 Comentarios


¡Sé el primero en comentar!


Deja un comentario