KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

18 noviembre, 2017

Crítica: RED, de Robert Schwentke

RED 7/10 (Estados Unidos 2.010, 111 Minutos, Comedia – Acción. Con Bruce Willis, Morgan Freeman, John Malkovich, Helen Mirren, Karl Urban, Mary-Louise Parker, Brian Cox, Julian McMahon, Richard Dreyfuss, Rebecca Pidgeon. Escrita por Erich Hoeber, Jon Hoeber. Dirigida por Robert Schwentke.)

Sinopsis: Frank Moses, un antiguo agente de operaciones encubiertas de la CIA, pasa su jubilación en el más absoluto aburrimiento. Su rutina se rompe cuando un grupo de asesinos irrumpe en su casa con la intención de acabar con él y acallar así un oscuro secreto. Frank, con la ayuda de sus viejos camaradas, se enfrentará a la Agencia a la que sirvió para aclarar el asunto, atrapar a los culpables y, de paso, recordar los buenos viejos tiempos.

Crítica: Cuando muchos nos quejamos amargamente de que Hollywood carece de nuevas buenas ideas, la industria nos cierra la boca demostrando la gran variedad de la que gozan sus productos. De la Meca del cine surgen anualmente decenas de adaptaciones de novelas, adaptaciones de videojuegos, adaptaciones de juegos de mesa, adaptaciones de películas extranjeras, adaptaciones de series, adaptaciones de cómics…; un auténtico derroche de falsa heterogeneidad que carece de la pasión por el riesgo propia del arte. En cualquier caso, y aunque los grandes estudios apuesten siempre a lo seguro, de vez en cuando simulan lanzarse al vacío con interpretaciones osadas de la base original. A menudo fracasan, en otras ocasiones pasan desapercibidas y en casos contados, el irreconocible resultado funciona con dignidad. Este es el caso de RED, otrora tebeo de tono siniestro que se ha convertido, de la noche a la mañana, en coqueta comedia de acción sobre las desazones que provoca el retiro obligado, la monotonía, la soledad y la inquietante sensación de que uno ya no es útil. Así Schwentke transforma al duro Frank Moses en un tipo bonachón en plena crisis de identidad, rodeándolo de estrambóticos personajes en la misma situación que recuerdan los viejos tiempos a base de tiros. La química entre un reparto formidable dota a la cinta de altas dosis de maestría interpretativa lo que por sí solo la coloca un escalón por encima de la media del género, tan a menudo saturado de jóvenes de cuerpo escultural, inquebrantable autoestima y aguda lengua, que aquí son sustituidos por un grupo de animosos jubilados armados hasta los dientes que parodian chascarrillo a chascarrillo al superlativo espía cinematográfico. Tirando la fidelidad por la borda, ensalzada hasta lo enfermizo por ciertos sectores del público, Schwentke compone una divertida road trip crepuscular que ni es nueva, ni original, ni fresca, pero que tampoco lo pretende, sino que sencillamente se concentra en entretener de forma efectiva y honesta. A estas alturas no podemos esperar más.

Estreno en Estados Unidos: 15 de Octubre.
Estreno en España: 28 de Enero.






0 Comentarios


¡Sé el primero en comentar!


Deja un comentario