KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

17 octubre, 2017

Crítica: EL DEMONIO BAJO LA PIEL (THE KILLER INSIDE ME), de Michael Winterbottom

EL DEMONIO BAJO LA PIEL 6/10 (THE KILLER INSIDE ME, Estados Unidos – Reino Unido 2.010, 110 Minutos, Thriller. Con Casey Affleck, Jessica Alba, Kate Hudson, Ned Beatty, Elias Koteas, Tom Bower, Simon Baker, Bill Pullman, Liam Aiken. Escrita por John Curran. Dirigida por Michael Winterbottom.)

Sinopsis: Lou Ford trabaja como ayudante del sheriff en la tranquila ciudad de Central City. Aunque sus conciudadanos consideran a Lou un hombre amable, educado e inofensivo, lo cierto es que en su interior esconde un impulso maligno que le lleva a asesinar a una prostituta local y a su amante, el hijo de un importante hombre de negocios.

Crítica: La polémica empaña el juicio y convierte el preciso escrutinio en una reacción visceral, subjetiva y desproporcionada. Las reacciones que despierta son además opuestas, creando grupos de seguidores que aplauden su valentía y legiones de detractores que maldicen su provocación sin quedar nunca claro cual está más cerca de la razón. El Demonio Bajo la Piel es una de esas cintas que llamó la atención del respetable a través de las excesivas reacciones de quienes la vieron en un primer lugar. Se habló como siempre suele ocurrir de intensos shocks, vómitos espontáneos, imborrables traumas, muertes súbitas, comentarios que crearon con rapidez una corriente de exageración alentada muy probablemente por aquellos que se beneficiarían de una distribución exitosa. El caso es que una vez ante la película la polémica pasa de lado ya que su violencia, excesiva, brutal e injustificada no es a pesar de todos esos adjetivos ajena para el espectador maduro, que verá en el desagradable Lou Ford una representación humana de la barbarie. Ford es un asesino que mata por el simple placer de hacerlo, alimentándose a la vez del sufrimiento de sus víctimas y de su duradera impunidad, cultivada gracias a una imagen social inmaculada. Puede que este haya sido precisamente el foco de la polémica. El respetable no huye de la violencia, es más, en algunos casos la busca, la alienta y le da su aprobación con su mera presencia en la sala. Lo que ocurre con The Killer Inside Me es que el público civilizado no comprende a un hombre que mata sin motivo ya que un gran símbolo del progreso humano, del que todos somos herederos, es el imperecedero hábito de asesinar al prójimo por el noble móvil de obtener el beneficio propio. Sobre estas bases el cineasta de ecléctico currículo construye un thriller impecable con sabor de novela negra en el que un enorme Casey Affleck se ocupa en lograr que aborrezcamos a su personaje aún cuando no ha mostrado al demonio de su interior. La sobresaliente interpretación de Affleck, omnipresente en todo el metraje, nos sirve de guía a través de una historia plagada de hipocresía, sangre, celos y traumas del pasado, que a pesar de estar resuelta con precisión de experto artesano, no llega a llamar tanto la atención como desearía. Más de uno al salir de la sala se levantará sobre los tacones de sus botas, se pondrá la chaqueta, se calará el sombrero y musitará, muy bajito, “pues no era para tanto”.

Estreno en España: 21 de Enero.






Un Comentario


  1. Zardoz

    La vi ayer… Ay….menudo COÑAAAAAZO de peli!. Diálogos absurdos e irreales. Psicópata de o a 100 en cero coma (ni el paso al reverso tenebroso de Anakin fue tan rápido). Final absurdo de cojones (a juego con el resto de la película).

    Dos horas de mi vida que mejor hubiese dedicado a algo más útil, como contar baldosas o ladrar a los coches…



Deja un comentario