KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

24 septiembre, 2017

Crítica: 127 HORAS (127 HOURS), de Danny Boyle

127 HORAS 7/10 (127 HOURS, Estados Unidos – Reino Unido 2.010, 96 Minutos, Drama. Con James Franco, Amber Tamblyn, Kate Mara, Clémence Poésy, Kate Burton, Lizzy Caplan, Treat Williams. Escrita por Danny Boyle y Simon Beaufoy. Dirigida por Danny Boyle.)

Sinopsis: Aaron es un joven al que le apasiona todo tipo de aventura. Su último objetivo es cruzar en solitario una remota gruta situada en el desierto de Utah. Durante la marcha, Aaron ve cómo su brazo queda atrapado bajo una roca dejándole completamente atrapado y sin posibilidades de ser rescatado. Aaron tendrá que buscar entonces la forma de escapar de su prisión para poder sobrevivir.

Crítica: Dicen que al borde de la muerte toda la vida pasa ante nuestros ojos. Tal vez este sea el motivo por el que Danny Boyle eligió la desgraciada aventura de Aaron Ralston como temática de su última película: 127 horas de agonía dan para un repaso completo y minucioso a la vida de cualquier persona. Así en cierto modo el filme es precisamente una aventura en el que un insignificante ser humano lucha con todas sus fuerzas para sobrevivir al titánico castigo que le impone la naturaleza. Sin embargo esa búsqueda de la liberación física encuentra también en la película una réplica psicológica, en cuanto para Boyle y Beaufoy la situación de su personaje es también una lucha por reconciliarse con los errores del pasado, admitir sus limitaciones y renacer con una nueva visión de la vida. 127 Horas es también una dura crítica a los aspectos más negativos del individualismo radical, ese que tiende a aislarnos de nuestros semejantes y que logra impedir que veamos los aspectos positivos de establecernos en sociedad junto a otros seres que comparten nuestros miedos y problemas, pero también su pesada carga. Boyle no olvida su marcado estilo en este trepidante relato, que sobrecarga por momentos con innecesarios trucos pero que combina hábilmente con instantes de sosegada firmeza narrativa. Esos mismos en los que muestra su genio y renueva su fe en el potente texto de Beaufoy, son los logran convencernos de que si el británico hubiera apostado por este tono de manera uniforme estaríamos ante una obra superior. Esas pausas en las que Boyle se pone al servicio de la narración -y no al revés- junto con la magnífica actuación de James Franco y su eufórica conclusión, se adivinan como lo mejor de un filme que nos recuerda que entre esa masa impersonal que denominamos gente, siempre hay alguien dispuesto a echarnos una mano.

Estreno en España: 4 de Febrero.






2 Comentarios


  1. Muy sutil ironía.
    La película me resultó muy buena e interesante.
    Muy buena actuación James Franco.
    Supe disculpar el exceso de trucos al final escudándome en un supuesto delirio (verídico) del personaje, pero de todas formas me resultó en exceso fuera de lugar.
    Un abrazo



Deja un comentario