KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Críticas

25 septiembre, 2017

Crítica: SIN LIMITES (LIMITLESS), de Neil Burger

SIN LIMITES 6/10 (LIMITLESS, Estados Unidos 2.011, 105 Minutos, Thriller. Con Bradley Cooper, Robert De Niro, Abbie Cornish, Anna Friel, Johnny Whitworth, Andrew Howard, Robert John Burke, Darren Goldstein, T.V. Carpio. Escrita por Leslie Dixon. Dirigida por Neil Burger.)

Sinopsis: Eddie Morra ha fracasado en todos los ámbitos de su vida. Es incapaz de comenzar su libro, su novia le ha dejado y las deudas le acechan. Sin embargo todo cambia cuando cae en sus manos una droga de diseño que le permite alcanzar y aprovechar al máximo todo su potencial intelectual. Desde ese mismo instante Eddie se convierte en un triunfador del que todo el mundo habla. En la cima del éxito Eddie comienza a percibir en cambio que no todo son beneficios y que su vida podría estar en serio peligro.

Crítica: Hoy en día aspirar al éxito total no es una opción, sino una ley tácita de una sociedad ultracompetitiva. Los caminos que llevan a la cima son sin embargo sinuosos y están repletos de trampas, el esfuerzo y la rectitud no aseguran en absoluto alcanzar las metas y por tanto el surgimiento de elucubraciones poco realistas como la que tenemos entre manos no son de extrañar. Limitless tiene como interesante idea de base una propuesta descabellada que garantiza un atajo seguro hacia el triunfo y la autorrealización más completa. Juega la obra de Neil Burger con los sueños del respetable, retratando a través de un canalla, destrozado y correcto Bradley Cooper, la ilusión del ciudadano de a pie de ponerse de la noche a la mañana en control total de su propia vida, de convertirse súbitamente en quien maneja los hilos a su voluntad. La potencia de esta premisa y la primera parte de la película sostienen una obra digna que se desploma en su tramo final, trasladando al espectador la incómoda sensación de que todos los alicientes que ofrece la propuesta, combinados con las múltiples lecturas y temáticas a estudiar -la adicción, la ambición, el miedo al fracaso- podrían haber generado un producto muy superior. Burger, que hace por momentos gala de una atractiva puesta en escena y un notable sentido del ritmo, languidece sin embargo cerca de la conclusión rebatiendo además gran parte de la lógica argumental que había dispuesto a través de sus personajes -esencialmente de un acertado De Niro- y contradiciendo esas sabias palabras que apuntaban con acierto que no hay atajos posibles hacia la cumbre, ya que el ingrediente esencial de esa fórmula que garantiza el éxito no es el talento, la inteligencia o el carisma, sino la experiencia conseguida a través del duro trabajo.

Estreno en España: 8 de Abril.






6 Comentarios


  1. SAn

    Totalmente de acuerdo, acaba absurdamente.


  2. Yo

    No acaba absurdamente,hay que ser mas observador, lo que quiere decir el final es que el protagonista sigue tomando la droga, eso se ve claramente en la escena del restaurante, cuando habla chino con el camarero, la misma escena que al principio del film cuando habla en italiano con la camarera de otro restaurante, que es cuando empieza a tomar la droga.


  3. Creo que es claro que acaba tomando la droga. Si embargo, estimado amigo, lo absurdo del final es la posibilidad de poder conseguir todo más alla de la experiencia vivida.
    El film a mi entender es bueno, superior a algunas cosas que ha salido últimamente. Nota extra para una excelente ambientación musical.


  4. El comienzo de la película, o por mejor decir, la primera hora o así, es realmente prometedora. De gran interés y originalidad, poco a poco va decayendo en un film de acción, hasta el punto que el brillante final es apenas comprensible.


  5. ted

    Me gusto la pelicula completa, decae un poco al final pero es entretenida y permite mostrar el poder de la mente humana, al final termina como si ya no tomara la pildora el lo dice pero claro que nadie va a creer eso pero quien sabe es bueno quedarse con la duda!!


  6. Vaya por delante que la película tiene su ritmillo y los actores están más que dignos, eso sí olvídense de disfrutar con la actuación de Robert De Niro, es un mero reclamo, su papel podría interpretarlo cualquier actor que luzca canas y le siente bien llevar traje.

    Ahora bien la película cae en una espiral de delirios y el director se abandona al absurdo sin la más mínima resistencia, me pregunto hasta donde habría llegado un amasador de guiones como Christopher Nolan si estuviese al frente de la misma.



Deja un comentario