PIRATAS DEL CARIBE 4 – EN MAREAS MISTERIOSAS 5/10 (PIRATES OF THE CARIBBEAN – ON STRANGER TIDES, Estados Unidos 2.011, 138 Minutos, Aventuras. Con Johnny Depp, Geoffrey Rush, Penélope Cruz, Ian McShane, Kevin R. McNally, Astrid Bergès-Frisbey, Sam Claflin, Stephen Graham, Tamayo Perry, Gerard Monaco, Óscar Jaenada, Paul Bazely, Deobia Oparei, Keith Richards. Escrita por Ted Elliott, Terry Rossio. Dirigida por Rob Marshall.)

Sinopsis: Se dice en Londres que el legendario Capitán Jack Sparrow busca una tripulación para zapar en busca de un increíble tesoro. Sin embargo la verdad es que Sparrow ha terminado como tripulante de La Venganza de la Reina Ana, un navío al servicio del terrible pirata Barbanegra y de su hija, la astuta Angélica. Ambos ansían encontrar La Fuente de la Eterna Juventud, un botín tras el que también van los españoles y los británicos, ahora comandados por el capitán Barbossa. El caso es que el éxito de todos ellos dependerá de Sparrow, que es realmente el único que conoce la ubicación exacta del tesoro. O bueno, puede que no.

Crítica: Zarpa esta cuarta parte de Piratas del Caribe con nuevo capitán y recién estrenada tripulación hacia, se nos dice, aguas misteriosas, cuando en realidad son los mismos mares ya explorados en anteriores ocasiones. Se confirma así lo peor, que a pesar de los cambios se sigue con la tendencia decadente de la franquicia, ahora convertida más que nunca en la atracción de parque en la que se basa. El filme de Rob Marshall, inspirado en algunas coreografías pero poco más, es de nuevo piruetas, saltos, golpes y acrobacias, todas ellas de un nivel técnico notable logrado a costa del sacrificio casi impío de su guión, reducido aquí a la mínima expresión y convertido en un mero “los personajes van del punto A al B”. Sin nada que justifique este derroche de acción y la convierta en emocionante las más de dos horas de azaroso viaje se hacen tan agotadoras como un Johnny Depp que por fin se encuentra en la película correcta para su invariable interpretación. Salvan la aventura los viejos capitanes Rush y McShane, divertidos, atroces y bien seguros de cual es su trabajo en un barco que hace aguas y al que su excesivo metraje hace un flaco favor. Si la primera parte fue una deliciosa sorpresa, la segunda un descarado episodio de recaudación y la tercera el indicativo de que el formato estaba acabado, esta cuarta se convierte en un olvidable legado que por momentos no llega ni a entretener. Más de lo mismo, sí, pero peor. Está claro que es hora de quemar los barcos y disfrutar del botín tierra adentro.

Estreno en España: 20 de Mayo.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.