En apenas un mes se estrena la cuarta temporada de True Blood (Sangre Fresca) y como lleva haciendo cada año desde su estreno, sigue jugando sus cartas. El show de HBO sabe que tiene enganchado a su público y que seguir las desventuras de sus personajes se ha convertido para ellos en una placentera adicción a la que se perdona todo. Alexander Skarsgard, Stephen Moyer y Joe Manganiello se disputarán el amor de la embrujada Anna Paquin mientras lidian con nuevas criaturas que amenazan con destruir, una vez más, la aparentemente tranquila urbe sureña de Bon Temps.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.