Parece que Hollywood la ha tomado con Paul Verhoeven. Después de anunciar una nueva versión de Total Recall (Desafío Total), ya en desarrollo, y de empezar a dar forma a un moderno Robocop ahora posa sus ojos en una revisión de Starship Troopers. El holandés llevo al cine con gran polémica la novela de Robert A. Heinlein allá por 1.997, ya que la obra fue calificada como apología del fascismo cuando era en realidad una notable e hilarante crítica del totalitarismo, de la manipulación mediática y de la cultura belicista apoyada por el terror ciudadano.  El productor Neal Moritz ya ha contratado a los guionistas Ashley Edward Miller y Zack Stentz (Thor, X-Men: First Class) para crear la nueva versión del título.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.