Aunque Paula Patton se había dejado ver en multitud de títulos no ha sido hasta que ha participado en Misión Imposible: Protocolo Fantasma cuando ha logrado acaparar flashes, miradas y halagos. La secuela de la saga de acción ha supuesto para la actriz una lanzadera perfecta y es lógico que esté aprovechando su momento para promocionarse. No es de extrañar por tanto que a pesar de haber posado hace apenas unas semanas para la revista Complex haya movido hilos para colocarse en portada de la edición de Enero de GQ. Después de eso, lo que se quedaron boquiabiertos con ella viéndola junto a Tom Cruise, tendrán que esperar hasta el estreno de Disconnect, un drama en el que la veremos junto a Alexander Skarsgard, Frank Grillo, Hope Davis y Jason Bateman.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.