A Sarah Shahi la vimos durante una buena temporada en L y luego de allí pasó a Life, un show infravalorado que terminó pasando a mejor vida. Después de una temporada sin oír nada de ella por estar centrada en su vida personal reapareció con Kate, una serie de la que es protagonista absoluta y que le ha valido una nueva aventura en la gran pantalla. Allí se codeará con Sylvester Stallone o Jason Momoa gracias a su papel en Bullet to the Head mientras que en Static compartirá estrellato con otro ex de la tele, Milo Ventimiglia. Con una mezcla genética explosiva y un rostro de los que tanto gustan de calificar en Hollywood como “raciales” esta texana puede hacerse pasar por quien sea, aunque en el último número de Men’s Health han apostado por mostrarla, simplemente, tal y como es.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.