KTARSIS
Revista Online del Entretenimiento Audiovisual


Televisión

24 agosto, 2017

Las 10 SERIES de 2011 que no debiste perderte

kt game of thrones pic

Como cada año por estas fechas toca en KTarsis hacer un poco de retrospectiva y analizar lo mejor que nos han dejado los últimos meses en la pequeña pantalla. Este 2.011 sin embargo la web ha sufrido un significativo parón por lo que creo que no sería demasiado justo elaborar la ya tradicional lista de “Lo Mejor del Año”, puesto que durante esos meses han aparecido algunas obras que no han pasado por el rodillo de la crítica de esta página. Por eso para esta vez vamos a centrarnos en algo más positivo, en 10 recomendaciones de series que nadie debería haberse perdido durante este año y que, de haberlo hecho, siempre se estará a tiempo de poder catar en un futuro próximo aunque sea en diferentes formatos.

-CREMATORIO: Después de años y años de tradicionales críticas hirientes -y con motivos de sobra- a la ficción televisiva española, llegó de la mano de Canal + un producto de calidad sobresaliente capaz de competir al mismo nivel que otras obras producidas fuera de nuestras fronteras. Pepe Sancho estaba gigantesco en este sórdido relato de la corrupción en el mediterráneo español.

-LIGHTS OUT: FX no ocultó a nadie que esta serie sobre el mundo del boxeo iba a durar tan solo una temporada y tal vez por eso sus responsables decidieron aprovechar bien su tiempo. Triste y épica al mismo tiempo y con un final desolador, de los mejores del año, el show mostró que Holt McCallany era algo más que un coloso de músculos.

-ARCHER (Tercera Temporada): También de FX, que tiene un gusto especial a la hora de apostar por obras osadas y, por qué no admitirlo, un poco pasadas de vueltas. Si uno busca una serie de animación irreverente y South Park le parece ya demasiado mainstream, el show del agente secreto Sterling Archer es la solución. Alcohol, chicas, muerte y mucho humor negro de la mano del tipo más odioso que han parido los dibujos animados televisivos.

-THE HOUR: Dijeron de ella que era la respuesta británica a Mad Men pero nada más lejos de la realidad. Aunque comparta con ella ese aspecto impecable de estilo y austeridad de los años 50, el show de la BBC es una oda a la libertad de prensa y al mismo tiempo una auténtica novela de espías rodada con gran elegancia. Ben Whishaw, Romola Garai y Dominic West están sobresalientes.

-JUSTIFIED (Segunda Temporada): Sin un show ha crecido este año hasta alcanzar un nivel de auténtica excelencia ese ha sido Justified. La serie de Elmore Leonard ha aportado a la ficción catódica personajes antológicos, interpretaciones de altura y episodios para enmarcar, que confirman que tener a un novelista al frente de los guiones es un activo inigualable. Además Raylan Givens va camino de convertirse en un icono televisivo.

-HOMELAND: Uno de los mejores estrenos del año con el que Showtime se salió con enorme éxito de su línea habitual de contenidos de ficción. El show parece que va para largo y no se corta un pelo a la hora de manipularnos para dejarnos boquiabiertos en cada capítulo de esta intrincada historia de espías y terroristas. El trío protagonista está excelente pero la histriónica Claire Danes se lleva la palma.

-BOSS: El intento de Starz por convertirse en un canal de referencia puede parecer un tanto prefabricado y excesivamente forzado, pero no por ello pierde calidad y gancho. Además solo por ver a un bonachón como Kelsey Grammer convertido en el brutal, cruel, manipulador y enfermo alcalde de Chicago ya merece la pena mancharse las manos con esta trama sobre corrupción política y ambiciones sin límite.

-BOARDWALK EMPIRE (Segunda Temporada): La serie patrocinada por Martin Scorsese mostraba ya un aspecto impecable en todas sus facetas durante su primera temporada, pero en este segundo año ha compensado su falta de empuje con una recta final no apta para cardíacos. La conclusión de esta segunda campaña es para recordar y sitúa al futuro de la trama en una posición estratégica para sufrir cambios muy significativos.

-BREAKING BAD (Cuarta Temporada): El show del que todo el mundo habla, el que nació como un experimento de bajo presupuesto y futuro incierto y que ha terminado convertido en sinónimo de éxito. Cuatro años después de su nacimiento la serie no pierde fuerza y logra superarse a sí misma cada campaña llevando a su personajes un paso cada vez más cerca de sus límites.

-GAME OF THRONES: Sin duda alguna es el evento televisivo del año. Juego de Tronos ha situado muy alto el nivel con su primera temporada demostrando que se podía adaptar con rigor y sentido del espectáculo la mediática saga literaria. Un reparto de lujo, un presupuesto mayúsculo, una producción soberbia y una historia cautivadora. ¿Se puede pedir más? Por supuesto, que la siguiente temporada llegue cuanto antes.






6 Comentarios


  1. Andres

    ¿Y la maravillosa “American Horror Story?


    • Como ya digo faltan muchas y seguro que vosotros tenéis en mente mejores listas.

      American Horror Story la probé y confieso que aunque tiene muchos alicientes probablemente por lo Ryan Murphy que es-y eso es bueno y malo a la vez- decidí dejarla para más adelante.


  2. Goliatt

    “Juego de tronos” la adaptación cinematográfica más fiel al título literario original que he visto.



Deja un comentario