Sony Pictures se está planteando en estos días la posibilidad de dar ya luz verde a la producción del resto de películas que completarán la trilogía Millennium, compuesta actualmente por The Girl with the Dragon Tattoo. El filme que costó 90 millones de dólares, marketing aparte, no se ha comportado en taquilla tan bien como la compañía esperaba, recaudando en los Estados Unidos aproximadamente unos 60 millones de dólares por el momento. El estudio entiende que es una buena cifra sin embargo para conseguir beneficios si a ella se le suman los resultados que obtendrá fuera del mercado norteamericano. De seguir adelante con la producción de la trilogía, Sony se encontrará con el grave problema de intentar convencer al director David Fincher para que continúe, ya que al contrario que Rooney Mara y Daniel Craig, solo firmó por una película.

Más en la red…

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.