Resulta extraño, pero no hace mucho Lindsay Lohan era considerada una de las más firmes promesas de Hollywood. Tenía talento, caía bien al respetable, le apasionaba su trabajo y a pesar de su corta edad había adquirido ya una gran experiencia ante las cámaras. Luego una vida licenciosa y multitud de escándalos terminaron por enterrar su carrera como actriz y le abrieron paso al salón de la fama más casposo a golpe de sentencia y foto comprometedora. Sin embargo Lohan aún es joven y tiene la oportunidad de volver a ejercer su vocación si es capaz de centrarse y de volver a la senda de la razón.  ¿Encontrará por fin la motivación necesaria para encauzar su vida y volver a los escenarios, o por el contrario terminará confirmándose como un caso más de juguete roto? Por ahora trabajos como este para la nueva campaña de JAG Jeans y como el que lucha por conseguir para interpretar a Elizabeth Taylor, abren una puerta a la esperanza dejando claro que cuando quiere, puede.

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.