Intentar anticiparse y escribir un resumen de lo que veremos en la próxima temporada de True Blood es un salto al vacío. A saber con qué nos sorprenden este verano HBO, Alan Ball y su troupe de monstruos, pero como siempre, carecer de cierta lógica narrativa es lo que hace del show algo tan atractivo, un placer culpable casi inconfesable y cada vez más autoparódico, absurdo. Sí está claro que por pantalla volverán a desfilar todo tipo de criaturas de malvadas intenciones y gente guapa en pelotas, haciendo gala, como otras obras de misma temática, que la pulsión sexual es un aliciente inevitable para su público objetivo.  Alexander SkarsgardStephen Moyer y Joe Manganiello se disputarán el amor de la embrujada Anna Paquin una temporada más mientras intentan que Bon Temps no salte de nuevo por los aires.

Más en la red…

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.