Se convertirá en Grace Kelly o en algo ni remotamente parecido. Porque desde hace ya un tiempo a Nicole Kidman le han soltado eso de “se te pasa el arroz” y en vez de envejecer como una gran señora del cine -hay casos- , ha decidido agotar todos los suministros de plástico de Australia y salir en películas con Nicolas Cage. Sigue teniendo gancho, por supuesto, y el talento no caduca (solo pasa de moda) e incluso tiene interesantes proyectos en agenda, pero Nicole ya no es lo que era y no ha sabido transformarse en otra cosa. Y siendo rigurosos, ¿cuántas actrices más apropiadas se os ocurren para dar vida a la hiperglamourosa princesa de Mónaco? Sea como sea la ganadora del Oscar (conviene recordarlo) se lleva a la aristócrata y actriz al agua y protagonizará un proyecto rescatado de esa papelera con pedigrí que denominan la Black List: guiones extraordinarios de los que las compañías pasan por misteriosos motivos. Olivier Dahan dirige la película, que en estos momentos ya anda buscando a su Rainiero, el príncipe de ensueño que en el momento en el que se ambienta la trama tendrá las de Caín con un señor apellidado De Gaulle.

Más en la red…

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.