Aunque Jon Favreau haya abandonado Iron Man 3 no es momento aún de cortarse las venas. Su sustituto en el puesto es Shane Black, un tipo que encaja de maravilla en el proyecto gracias a su buen rollo con Robert Downey Jr. un actor con el que hizo buenas migas en Kiss Kiss Bang Bang y del que logró sacar su lado más pizpireto y juguetón. Como en Tony Stark de Downey Jr. reúne esas características y Black es un crack retratando a este tipo de personajes agudos y bocazas, la cosa promete.

Pero ¡ay amigos!, no solo de héroes vive un blockbuster, sino también de señoras de buen ver y de villanos pasados de vueltas. La primera fase está cubierta con la inmaculada Gwyneth Paltrow, una señora que jamás ha comido con los dedos, y con la siempre atrayente presencia en cartel de la sinuosa Scarlett Johansson, si es que su personaje aún tiene algo que decir tras The Avengers. De la segunda fase, hoy tenemos las primeras noticias.

Ese señor llamado Ben Kingsley, de los pocos que quedan que vale tanto para un roto como para un descosido, será el encargado de trastocar la vida de playboy de nuestro héroe Marvel más políticamente incorrecto. La producción señala que el villano estará relacionado con un proyecto de nanotecnología y apunta que no se trata del siempre referenciado Mandarín. La película se estrena el 3 de Mayo de 2.013.

Más en la red…

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.