El relanzamiento de la saga Jack Ryan parece haber tomado carrerilla tras unos años plagados de contrariedades. Con un protagonista confirmado y un director en el equipo todo parece más sencillo, pero tras las pasadas complicaciones sus productores caminan con pies de plomo y buscan que cada decisión tomada sea la correcta. En su agenda está ahora la ardua tarea de fichar una actriz de peso para el papel femenino principal y para evitar problemas el proceso está siendo lento y minucioso. Jessica Biel y Kate Beckinsale desaparecen de la lista de futuribles para dar paso al interesante trío de talentos formado por Keira Knightley, Felicity Jones y Evangeline Lilly. El peso del currículum de la británica (en la imagen) se impone por el momento al de sus compañeras pero se valora también con gran interés a Lilly gracias a su demostrada habilidad en dar vida a mujeres duras que se mueven como pez en el agua dentro de la acción. La decisión final corresponderá a Kenneth Branagh, director y villano de la cinta. Chris Pine se ocupa del papel principal a la espera de una compañera que en esta ocasión sí que tendrá un peso importante en la trama.

Más en la red…

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.