Tras la muerte de Superman, Wonder Woman y Batman se alían para formar un grupo de superhéroes que pueda proteger la Tierra en su lugar.


Los numerosos errores cometidos por DC durante la creación de su universo cinematográfico, condenan a Liga de la Justicia a la mediocridad.

Como sus predecesoras, la película muestra una preocupante falta de cometido y estructura. Nada es consecuente, simplemente ocurre. Ningún personaje tiene un propósito claro, simplemente está. El diseño parece ser el resultado de una fallida estrategia comercial en lugar del trabajo de autores de reconocido prestigio.

La fatídica consecuencia es un producto de imitación que intenta reproducir el éxito de sus competidores desde lo formal, sin advertir que lo que necesita es una estrategia a largo plazo. Los legendarios héroes de la compañía carecen del espacio necesario para su desarrollo, atrapados en escenas de efectividad irregular que van desde el espectáculo más estridente al drama más impostado. Tan sólo efímeros instantes de cierta dignidad, salvan la película de la catástrofe absoluta.

Liga de la Justicia es otro desliz de un universo sin identidad que parece olvidar que su principal activo no se encuentra en las oficinas de sus ejecutivos, sino que reposa en las estanterías y la imaginación de millones de seguidores.


Prescindible

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.