Cuatro adolescentes quedan atrapados dentro de un videojuego del que sólo podrán escapar superando sus diferencias y trabajando juntos.


Como en el original, la secuela de Jumanji apuesta por cautivar al espectador con un ritmo frenético repleto de sorpresas. Si la aleatoriedad estaba antes marcada por los dados de un juego de mesa, Bienvenidos a la Jungla se actualiza para asumir mecánicas propias del videojuego. No hay una estructura compuesta por escenas que sean consecuencia directa de las anteriores, sino una sucesión arbitraria de escenarios que los personajes han de completar para pasar al siguiente nivel. La abundancia de situaciones inesperadas resulta en una cierta desconexión con lo que ocurre en pantalla. Si cualquier cosa es posible, nada tiene importancia.

Este es un problema habitual del cine más comercial, pero Jumanji lo soluciona asumiéndolo sin complejos para dejar al respetable ojiplático y al borde de la taquicardia. Además trabaja sobre sus personajes creando arcos simples que se sustentan en un manido intercambio de cuerpos, pero que resultan extremadamente efectivos a la hora de crear un soporte narrativo. Seguir la evolución de los protagonistas y disfrutar del carisma de sus actores es un interesante añadido a una obra a la que no la importa ser confundida con un parque de atracciones, mientras no se cuestione su compromiso con la diversión.


Recomendable

Written by PGP Gurez
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.