Un oficial del ejército francés descubre que uno de sus compañeros ha sido acusado injustamente de espionaje.

Ignoremos las intenciones reivindicativas* de su autor. Su obra es clásica y austera, narrada con pulso, elegancia y precisión. Un filme sobre el honor y la ética, sobre corruptos y caballeros, y al que tan sólo se le puede reprochar su falta de brío, de pasión.

Destacada

*Aclaro la primera línea. Polanski, cuyo pasado todos conocemos, decide filmar una película sobre un escándalo mayúsculo en el que un hombre inocente es condenado injustamente por un grupo de poderosos conspiradores. Y usa la referencia histórica (el artículo de Émile Zola) para titularlo «Yo Acuso».

Tal vez para evitar polémicas o dar pábulo a las pretensiones de un uso personal de la película por parte del autor, el título en España es «El Oficial y el Espía». En el mercado anglosajón también se promociona como «The Officer and the Spy».

Written by PGP
Pablo ha publicado algún relato, participado en varios blogs y escrito unos cuantos guiones. En KTarsis se ocupa de analizar los últimos estrenos de la pequeña y gran pantalla.