SHERLOCK (3 Episodios de 90 Minutos Aproximadamente). Con Benedict Cumberbatch, Martin Freeman, Mark Gatiss, Rupert Graves, Andrew Scott, Una Stubbs, Lara Pulver.

Sinopsis: Tras resolver los más intrincados enigmas y escapar de las garras de su archienemigo, Sherlock Holmes y su inseparable compañero el Dr. John Watson se han convertido en todas unas celebridades en el Reino Unido. Lo que para algunos sería sinónimo de éxito para Sherlock es una auténtica pesadilla, ya que la fama le impide ejercer su profesión con la discreción que desearía. Sin embargo su nuevo status le servirá para hacerse con intrincadas investigaciones que implican a altos cargos del país, a una enigmática mujer y, una vez más, al retorcido villano que le persigue de forma implacable. ¿Cómo saldrá Sherlock de estos nuevos embrollos?

Crítica: Curiosamente el mayor peligro para esta segunda temporada de Sherlock, era el éxito de su predecesora. La primera temporada había cautivado a crítica y público, había colocado la calidad en los niveles más altos y había lanzado a sus protagonistas a la fama. Los cantos de sirena de Steven Spielberg y Peter Jackson, ni más ni menos, enturbiaban las mentes de los actores y les seducían alejándolos de una cada vez más improbable y lejana segunda campaña. Para nuestra fortuna, el canal que emite y produce Sherlock es BBC, sinónimo de calidad sí, pero también de perseverancia y astucia. La cadena se las ha apañado no solo para recuperar a tiempo a sus estrellas sin perturbar lo más mínimo el devenir de sus carreras, sino que además ha manejado con acierto todas las virtudes de su invento para superarse a sí misma. Esta segunda temporada es vibrante y atractiva, un hermoso ejemplo de hasta qué punto supone un activo inigualable la química entre dos actores y también un modelo a seguir para aquellos que aspiran a recrear con fidelidad un clásico sacándolo por completo de su época. Jamás pierde interés ni deja de seducir al ojo del espectador, aunque sufra en algún momento sus propios excesos o se vea afectada por un libreto más flojo. Sherlock prevalece y, como su propio protagonista, resuelve cada problema como si se tratara de una oportunidad para mejorar. Una delicia imprescindible para los fans del detective, del misterio y de los personajes extremos atrapados en un mundo repleto de incógnitas.